Desembalse del pantano de Eugi para mejorar la calidad del agua suministrada

La operación, que se realiza anualmente, se prolongó durante solo tres horas frente a las seis de 2016

Mikel Bernués Iban Aguinaga - Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

eugi - Como todos los septiembres desde 1991 (a excepción de 1995 por la sequía) ayer se procedió al desembalse de las aguas del fondo de Eugi con el objetivo de mejorar la calidad del agua suministrada, eliminando metales como hierro y fundamentalmente manganeso que se acumulan en el fondo del embalse. A diferencia de otros años, los datos extraídos por la sonda que la MCP instaló el pasado mes de marzo en Eugi establecieron un tiempo de desembalse de tan solo tres horas, una hora y media por compuerta, frente a las seis horas de 2016. De este modo, se desembalsaron 0,25 hectómetros cúbicos por los 0,40 del año pasado.

Se trata del único embalse de los 52 que gestiona la Confederación Hidrográfica del Ebro en el que se realiza este desembalse, explicó ayer José Ángel Beaumont, responsable de la CHE en esta presa.

parámetros normalesEl nivel del agua bajó ayer 11 centímetros con la operación (de 620,25 a 620,14), y el embalse se encuentra en “parámetros normales”, con en torno a un 62% de su capacidad y 13 de sus 21 hectómetros cúbicos. En cualquier caso, apuntó Beaumont, “estos porcentajes son relativos”, ya que se trata de un embalse que se llena aproximadamente seis veces al año. No obstante, sí apuntó que la sequía sufrida en los meses de junio y julio (“el verano se ha adelantado dos meses”, dijo), ha dado paso a un agosto con 78 litros, con 58 litros en lo que va de septiembre, “muchísimo para esta zona”.

similar a una tormentaDesde la MCP explicaron que el efecto de este desembalse es similar al de una tormenta y no supone mayores riesgos para la flora y la fauna de los ríos que los propios de una actividad meteorológica de este tipo. No obstante, sí se produce una subida del nivel del agua que varía en función de cada tramo y un descenso de la temperatura. El río se encuentra en torno a 16º C por los 8º C de las aguas profundas de Eugi que se desembalsan. Para evitar el cambio brusco de temperatura y que este descenso se produzca de manera gradual, el domingo se aumentó el caudal del agua turbinada.