"sin ley, el plan no se podrá poner en marcha"

El Gobierno aboga por el modelo de exclusividad para Policía Foral

Beaumont avisa de que sin la nueva Ley de Policías, el Plan Director no se podrá poner en marcha

Jesús Morales - Jueves, 28 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

PAMPLONA- El Gobierno de Navarra dio ayer luz verde al Plan Director de la Policía Foral 2017-2021 y se remite al Parlamento de Navarra, para su posterior tramitación. El Ejecutivo foral aboga por el modelo de exclusividad para el Cuerpo autonómico, que pretende la asunción de todas las competencias policiales transferibles (tráfico, medio ambiente y seguridad pública).

La consejera de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, explicó ayer tras la sesión del Ejecutivo, que se ha optado por el citado modelo de exclusividad tanto porque “así ha sido la demanda ciudadana en el proceso de participación y porque es lo que quiere el Ejecutivo foral”. No obstante, la consejera advirtió que el Plan Director “no se podrá poner en marcha ni ejecutar sin una nueva ley de Policías, que puede ser la que el Gobierno ha aprobado con enmiendas si no se devuelve u otra”. “Lo que está claro que con la ley de 2015 no se podría ejecutar el Plan Director”, dijo.

Al respecto, Beaumont precisó que la Ley 15/2015 “plantea un escenario muy riguroso en materia de jornadas y retribuciones que hace que no se tenga flexibilidad para que la Jefatura de Policía Foral pueda organizar las unidades”. Además, recordó que a los policías forales que superan las pruebas físicas se les compensa en tiempo (126 horas) o en dinero (10% del sueldo base) y con la nueva ley se pretende suprimir la opción de compensar en tiempo y subir la compensación en dinero al 17%.

El Plan Director, que ahora se remitirá al Parlamento para su votación, establece y analiza los tres escenarios de la asunción progresiva de competencias. Así, el Escenario A (modelo policial de coexistencia actual) es el que garantiza la supervivencia de la Policía Foral en la que las sucesivas ofertas públicas de empleo se limitarían a realizar un relevo generacional cubriendo el déficit estructural de la Policía Foral.

El Escenario B (modelo policial de complementariedad o suplementariedad) es aquel en el que además de cubrir el déficit estructural de la organización y permitir el relevo generacional, se busca asumir competencias progresivamente en el Área de Tráfico y Seguridad Vial, y en el Área de Medio Ambiente.

El Escenario C (modelo policial de exclusividad) considera la asunción y el ejercicio de todas las competencias transferibles por parte del Estado en materia de Tráfico y Seguridad Vial, Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente. El informe de participación del Plan sobre el resultado del proceso de participación ciudadana expone que los participantes han elegido por mayoría este Escenario C, y por eso el Gobierno de Navarra “acoge esa demanda ciudadana, pronunciándose por dicho escenario”.

Por otra parte, Beaumont aprovechó la rueda de prensa para incidir en que la voluntad del Gobierno de Navarra es “inequívoca” para trabajar con la Administración del Estado en la confección de un real decreto para “incluir los coeficientes reductores a los efectos de la jubilación anticipada de los miembros de la Policía Foral”. Para ello recordó que el Ejecutivo ha consignado 2,3 millones de euros en el proyecto de Presupuestos del próximo año.