El modelo que diseña Salud para las farmacias de las residencias evitará un sobrecoste de un millón al año

El SNS-O quiere implantar la nueva gestión a mediados de 2018 en la red de centros residenciales privados y centralizar las compras
El exceso de facturación del grupo Amma y el elevado gasto, motores del cambio

Lola Cabasés Hita | Iban Aguinaga - Jueves, 28 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- El nuevo modelo de gestión de la prestación farmacéutica en las residencias privadas que prepara el Gobierno de Navarra y que prevé implantar a mediados de 2018 permitirá ahorrar cada año a las arcas forales en torno a 1,1 millones de euros. Así lo anunció ayer el consejero de Salud, Fernando Domínguez, en una comparecencia parlamentaria en la que informó que ya se ha iniciado el procedimiento para pedir al grupo Amma la devolución de 248.965,13 euros obtenidos por los excesos de facturación correspondientes al año 2016, tema, precisamente, para el que Podemos-Ahal Dugu había requerido las explicaciones de Domínguez en comisión parlamentaria.

El farmacéutico es uno de los gastos principales que afronta el SNS-O cada año de ahí el interés del gobierno en tomar medidas para lograr una gestión más eficiente y eficaz. En concreto, y según fuentes del departamento de Salud, las arcas forales destinan en torno a 250 millones de euros cada año para pagar medicamentos (110 millones en la red hospitalaria y 140 millones en el resto). Esta cuantía supone casi una cuarta parte del gasto global de Salud, precisaron las mismas fuentes del departamento.

De acuerdo con la legislación actual, los centros residenciales privados con más de cien plazas, unos 14 en Navarra, están obligados a contar con un servicio de Farmacia propio que, además, debe estar atendido por un profesional especializado en farmacia hospitalaria y por auxiliar sanitario, un servicio que está concertado con el SNS-O que lo financia mediante subvención (en concreto el Gobierno paga los gastos de personal, los de los locales y los de transporte de los medicamentos). Los centros residenciales compran los medicamentos directamente en los laboratorios y posteriormente facturan este gasto a Osasunbidea, precisó el consejero.

El nuevo modelo para los centros residenciales privados, que exige, entre otras cosas, modificar los actuales convenios y ajustarse a las normativas, mantendría los servicios farmacéuticos en los centros residenciales, obligatorios por ley para los de más de cien plazas, pero será el SNS-O el que establecerá los precios de adquisición de los medicamentos necesarios y procederá a su distribución a los centros mediante una empresa logística.

Domínguez señaló que “se han demostrado ampliamente las ventajas de este tipo asistencial y económico que tiene la atención farmacéutica en los centros sociosanitarios, especialmente porque sus residentes son personas con numerosas enfermedades y consumen un elevado número de medicamentos”.

“A través de la atención farmacéutica en el centro, cuyo responsable es un farmacéutico especialista, se llevan a cabo las funciones de selección de medicamentos, implantación de sistemas de distribución de medicamentos individualizados e información sobre medicamentos a otros profesionales sanitarios de los centros;todo ello con el fin de conseguir un uso más seguro y adecuado de los medicamentos en los residentes del centro”, precisó.

Según añadió el consejero, “esto nos permite reducir los efectos adversos a medicamentos, fuente importante de ingresos hospitalarios”. Si bien señaló que “la adquisición de medicamentos directamente al laboratorio y facturación al SNS-O a precio venta laboratorio o menos, nos permite ser más eficientes y contribuir a optimizar los recursos públicos”, subrayó que en los últimos años, la constante bajada del precio de los medicamentos y situaciones como el exceso de facturación detectado en el grupo Amma, “ha hecho que el SNS-O se haya replanteado el modelo de concertación de la prestación farmacéutica con estos establecimientos”, dijo.

1,3 millones para este añoEl consejero también se refirió a la situación actual de los centros residenciales privados y recordó que en noviembre de 2016 se aprobó una convocatoria de subvenciones para los gastos de funcionamiento para los años 2017, 2018, 2019 y 2020. “Se autorizó un gasto máximo de 1.364.000 € por año y un total de 5.456.000 € para los 4 años”.

El nuevo modelo de gestión que prepara Salud se centrará previsiblemente en la compra de los medicamentos por parte de la Administración y el establecimiento del precio, insistieron fuentes de la subdirección de Farmacia. La distribución seguiría como hasta ahora en empresas que ya operan en Navarra y distribuyen a las farmacias, ya que se trata de un transporte especializado que requiere vehículos especiales, precisó Antonio López en la comisión. Salud dispone de un pequeño almacén en Barañáin para las farmacias de las residencias públicas (unas mil plazas) que no tiene capacidad para las privadas.

los centros

14 residencias y 2.654 plazas. Hay 14 residencias privadas con 2.654 plazas en total y solo Amma tiene una farmacia para las suyas (Mutilva, Oblatas y Argaray). Las restantes son: Misericordia de Pamplona, Misericordia de Tudela (más Ntra Sra de Gracia);Beloso Alto, Landazabal, Padre Menni (Pamplona y Elizondo), Luz de Estella, Sayoa (Olabe), La Vaguada y Torre Monreal;San Adrián y la CUN que, al suministrase los fármacos, se le financia los fármacos pero no el local ni el personal.