la carta del día

El comercio de Iturrama, ¿ahora se queja?

Por Antonio Salinas García - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

La Asociación de Comerciantes de Iturrama muestra su total disconformidad con la modificación de Pío XII. Por supuesto, tienen todo el derecho para hacerlo, siempre que la idea sea en positivo, pero toda modificación urbanística de principio da un poco de miedo. Si será beneficioso o no, de momento es imposible saber el resultado. El nuevo Ayuntamiento sí que está por reajustar en consenso la modificación, pero tiene que pensar pluralmente en beneficio de toda la ciudadanía y no singularmente como puede pensar parte del comercio.

Estos días ha salido en medios de comunicación todo tipo de quejas de un sector de comerciantes de este barrio. Unas con aportaciones que pueden ser acertadas, pero otras que reflejan una intencionalidad de atacar al nuevo ayuntamiento del cambio, cuando han tenido muchos más motivos para quejarse a los anteriores ayuntamientos por la saturación de grandes centros comerciales, abandonando por completo al pequeño comercio, sin darles ninguna explicación;cuando tenían más posibilidades de soluciones para cambiar leyes y reglas al ser afines al Gobierno de Madrid.

Ya que ha sido el motivo que más ha perjudicado al pequeño comercio, que sin abrir el último centro comercial en el corazón de Pamplona-Iruña éramos de las primeras comunidades de todo el Estado con más grandes centros comerciales por habitante. Este último centro comercial fue la puntilla para el pequeño comercio, que se lo tienen que agradecer los comerciantes a la exalcaldesa Yolanda Barcina y a su partido, que no solo fue responsable, sino abanderada de este centro. Entonces, apenas respiraron los comerciantes. La única explicación que veo es que parte del comercio en general no quiso abrir la boca para no perjudicar al partido que votaban, haciéndolo ahora para perjudicar al nuevo ayuntamiento.

Tampoco se han movido lo suficiente los comerciantes para reclamar el cierre de los grandes centros comerciales en días de fiesta, que aquí en Navarra ya saben ustedes que perjudican y mucho, ya que el puente foral, en puertas de las fiestas navideñas, abren con una competencia desleal, cosa que en la Comunidad Autónoma Vasca (por poner un ejemplo cercano) no pueden abrir ningún día de fiesta, conseguido principalmente por algunos de los sindicatos para mejorar la calidad de vida de las empleadas/os.

Baso mi opinión porque todos/as sabemos que hay más motivos que bajen las ventas en los últimos años en el pequeño comercio: demasiados centros comerciales sin control de horarios de apertura (días de fiesta), inmovilidad de los comerciantes y mal representados cuando tenían que exigir, crisis, paro, puestos de trabajo inseguros, y ahora una nueva cultura de la compra online muy significativa. El último año ha aumentado el porcentaje de los consumidores que ya compran online, pasando del 19% al 27%. Yo les aseguro que el nuevo ayuntamiento no ha puesto ninguna venta online.

Esta opinión o reflexión solo ha sido para los comerciantes que intencionadamente pueden estar actuando más por atacar e intentar desprestigiar al nuevo ayuntamiento que por aportar soluciones a su negocio.

Cuando precisamente no solo este Ayuntamiento, sino muchos colectivos de los barrios, están promocionando la compra en el pequeño comercio, ya que es la vida de los barrios, dando un servicio cercano y profesional. Mientras todos los sectores de la ciudad sigan pensando en singular y no en plural, más difícil será avanzar en una ciudad con mejor calidad de vida.