OSASUNA la actualidad

Enrique Martín: “No tengo ningún ánimo de revancha, solo ganas de sumar los tres puntos”

Enrique Martín Monreal (Campanas, 9/3/1956) regresa mañana a El Sadar para enfrentarse al equipo de cuyo banquillo fue apartado hace apenas un año

Javier Saldise - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- Martín ya le ha dado la primera victoria al Albacete y se cruza en el camino de un Osasuna lanzado por una de estas casualidades de la vida y del fútbol. El técnico navarro dice que espera llevarse los puntos porque quiere seguir con el plan de salvación de su nuevo equipo, pero que no hay nada más allá, ningún sentimiento dañino o de revancha por una salida poco ponderada y sí muchas ganas de disfrutar de El Sadar, de su afición. Un reencuentro entre viejos conocidos de un técnico que hace un año estaba en el banquillo de Osasuna en Primera.

¿Cómo califica el partido de mañana en El Sadar ante Osasuna?

-Va a ser un partido muy emotivo y emocionante porque vuelvo a un sitio donde van a surgir sentimientos muy agradables y recuerdos que no se olvidan nunca. A partir de ahí, es un partido más, son tres puntos, y saldremos sin ningún tipo de complejo a por el partido y a ver qué pasa.

Aunque es una persona con vida pública en Pamplona y con trato con la afición, ¿va a suponer este partido la oportunidad de despedirse de la afición en el estadio por no haberlo podido hacer antes por su destitución?

-Va a ser un reencuentro después de haber conseguido algo muy importante con los jugadores y el cuerpo técnico, ya que hubo un trabajo y un trayecto con el que se salvó la vida al club con la inyección económica que se le dio. Conseguimos darle la vuelta y nos sentimos muy orgullosos de ellos, y también de la afición. Es el reencuentro con viejos amigos con los que vivimos un trayecto muy chulo.

¿También quiere un reencuentro con el presidente de Osasuna?

-El reencuentro va a ser exclusivamente con la afición, porque yo he vivido en Pamplona hasta hace una semana. Va a ser un reencuentro con la afición, con la que conseguimos tantas cosas y éxitos y disfrutamos tanto, y seguro que va a ser un reencuentro bonito. Y a partir de ahí, estamos trabajando en otro club y trataremos de sacar los tres puntos. Lo que tengo muy claro es que una buena parte de la afición de Osasuna seguro que tiene a partir de ahora alguna simpatía por el Albacete. Y en Albacete por lo menos hay tres personas, Alfredo, Javi Ramos y yo, que desean lo mejor para Osasuna. Creo que será un reencuentro emotivo y, a partir de ahí, cada uno trabajará por lo suyo y nada más. Esto es lo bonito.

Ha cambiado mucho el equipo desde que se marchó. ¿Está claro que Osasuna es un proyecto para subir?

-Está claro que es un proyecto totalmente diferente al que había entonces. Ojalá este proyecto acabe como lo hizo aquel otro, en Primera. Es el deseo que uno tiene. A partir de ahí, el que plantea el proyecto lo plantea de esta manera. Hay que respetarlo, pero es el proyecto que se hizo gracias a lo que se produjo en los años atrás.

¿Cree que tiene algo de morbo que se cruce ahora con Osasuna?

-Morbo no, es que voy a disfrutar de mi gente, porque a la afición de Osasuna la considero mi gente, aunque en esos noventa o noventa y cinco minutos que dure el partido ellos van a querer que gane Osasuna, pero estoy totalmente convencido de que piensan que, si Osasuna tiene que perder un partido, mejor que sea contra el Albacete que contra cualquier otro club. Si tiene que perder Osasuna, que sea ante el Albacete y que después gane todo. Mis amigos y otros aficionados de Osasuna supongo que dirán que a partir de este partido los gane todos el Albacete. Es bastante lógico.

¿Osasuna es candidato al ascenso?

-Se ha invertido un montón de dinero, no lo digo yo, ahí están los números. La apuesta ha sido clara y contundente y ahora solo falta que al final se produzca el hecho para el que se ha realizado la apuesta. Pero hay que tener cuidado porque esta Segunda División es muy traicionera y muy larga. Ahora Osasuna está bien, se encuentra cada vez más sólido y la incorporación de los delanteros está haciendo que, cuando no aparece uno, aparece otro. Tiene buena pinta. Lo que pasa es que también hemos visto a equipos que se han gastado muchísimo dinero y les ha costado mucho regresar a arriba. De esto no podemos hablar ahora porque son hipótesis.

Conoce bien a Osasuna, ¿qué partido espera?

-No espero nada porque lo único que puedo decir es que mi equipo no va a salir a especular. Quiero que los chavales estén a gusto, cómodos, que propongan y que tengan intensidad máxima durante el máximo tiempo posible, y seguro que no vamos a especular porque no tenemos nada que aguantar ahí. Vamos a intentar disfrutar del momento, en una tarde maravillosa, con un gran ambiente en el campo. Y si nos ganan, les felicitaremos. Y si lo hacemos nosotros, será al revés. La palabra es disfrutar. Aquí lo han entendido muy bien, entonces vamos a disfrutar aquí del partido y del ambiente.

¿Qué sensaciones tiene del primer partido con el Albacete y de esa victoria con sufrimiento?

-Hablaba el otro día con los jugadores y les decía que parece que llevo dos meses y solo estoy aquí desde el jueves. Llevo cuatro días, pero todo es tan intenso que parece que estás aquí desde hace unos meses. Pero estoy contento porque los jugadores tienen una buena actitud y ahora, a través del tiempo, uno quiere ponerles en el dial que deben tener y seguro que vamos para arriba. Hemos empezado con una semana de tres partidos, afortunadamente el primero lo hemos ganado y ahora vamos a por los otros dos. A ganar el segundo.

Dice que los jugadores le han entendido, ¿también el público?

-La gente te tiene cariño. Estoy súper encantando, nos han recibido con los brazos abiertos y estamos a partirnos la cara por esta gente que ha apostado por nosotros. Todos los partidos de la Segunda División son súper intensos, fíjate el otro día Osasuna en Cádiz o nosotros, con nuestro portero parando un penalti en el tiempo de descuento. En Segunda División se ve a cualquier equipo que puede ganar en cualquier campo en cualquier momento. Uno está ilusionado con que el equipo coja el ritmo y hay jugadores de calidad. Tenemos un gran campo y hay que intentar llenarlo.

¿Algún mensaje especial para la afición de Osasuna en este día del reencuentro?

-No tengo ningunas ganas especiales de ganar el partido, no tengo ningún ánimo de revancha absolutamente para nada, tengo ganas de sumar los tres puntos para el Albacete y nada más. En Osasuna, lo que pasó, pasó, y afortunadamente pasó. A la afición de Osasuna qué le voy a decir si siempre está ahí. Yo creo que, entre todos, el equipo al final de la temporada de una forma o de otra conseguirá el objetivo y, en cuanto a mí, me gustaría estar a rebufo de Osasuna porque, si no puedo pasarle, a rebufo;porque, si estoy ahí, seguro que me tocará algo bueno. Con lo cual, vamos a ver si al final Osasuna y Albacete estamos cerquita y, si nosotros estamos cerca de Osasuna, seguro que será bueno para nosotros.

Roberto Torres

“Contra Martín será difícil”

“Es bonito el liderato”. El jugador de Osasuna Roberto Torres manifestó ayer que en el conjunto navarro están “contentos” con el liderato, pero remarcó que no se fijan en la clasificación, sino que se centran en mantener el nivel de trabajo que les ha impulsado al primer puesto de la Segunda División. “Es bonito el liderato. Ya lo vivimos hace dos años. Es el fruto al trabajo que llevamos haciendo muchos meses”, afirmó el futbolista de Arre tras un acto benéfico en El Sadar. “El equipo ha mejorado mucho y es más sólido. Concedemos muy poco atrás y estamos teniendo efectividad en ataque”, comentó Torres, que también habló de su exentrenador, Enrique Martín Monreal, que mañana regresará a Pamplona como técnico del rival de Osasuna, el Albacete. “Le deseo lo mejor, pero a partir del viernes”, dijo el jugador rojillo antes de destacar que “de los equipos de Martín se puede esperar cualquier cosa y será complicado”. - Efe