Texto de constitución de la República catalana al margen del Pleno

Los 71 diputados de JxSí y la CUP rubrican un documento sin valor jurídico de inicio del proceso constituyente

Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

barcelona- El presidente del Govern, Carles Puigdemont;la presidenta del Parlament, Carme Forcadell;los miembros del Govern que son diputados y los parlamentarios de JxSí y de la CUP firmaron al margen del pleno en el Parlament un texto por el que constituyen la República catalana “como Estado independiente i soberano, de derecho, democrático y social”.

El documento, sin valor jurídico por suscribirse por los 71 rubricantes al margen del Pleno -concretamente en el auditorio del Parlament-, dispone la “entrada en vigor de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República”. En consecuencia, da por iniciado el “proceso constituyente”, al que otorga los calificativos de “democrático, de base ciudadana, transversal, participativo y vinculante”.

Fuentes de la CUP explicaron que el partido se adhiere a esta declaración porque “no contiene ninguna mención a la suspensión” de forma explícita.

Apelación internacionalEl documento también recoge la voluntad de abrir negociaciones con el Estado “sin condicionantes previos” y en condiciones de igualdad, y pide a la comunidad europea e internacional que reconozca a Catalunya como Estado independiente y soberano.

El escrito apela directamente a las autoridades europeas a “intervenir para frenar la violación de derechos civiles y políticos en curso”, manifestando la voluntad de contribuir a un proyecto de UE que refuerce los derechos sociales y democráticos de los ciudadanos.

“Afirmamos que Catalunya tiene voluntad inequívoca de integrarse tan rápidamente como sea posible en la comunidad internacional”, añade la declaración, en la que los diputados instan asimismo al Govern a adoptar las medidas necesarias para hacer posible la plena efectividad la declaración de independencia.

El texto prevé un Estado catalán que se comprometa a respetar las obligaciones internacionales que se aplican actualmente y que pueda “continuar siendo parte de los tratados internacionales de los que forma parte el Reino de España”.

El documento no explicita que la declaración está suspendida y afirma: “Cataluña restablece hoy su plena soberanía, perdida y largamente anhelada, después de décadas de tratar, honestamente y lealmente, la convivencia institucional con los pueblos de la península ibérica”.

trato discriminatorioLa declaración reivindica que desde la aprobación de la Constitución Española, la política catalana “ha tenido un papel clave, ejemplar, leal y democrático hacia España y con un profundo sentido de Estado”, y considera que el trato que Catalunya ha recibido del Gobierno central ha sido injusto y discriminatorio.

También reivindica la organización del referéndum de independencia del 1 de octubre y critica al Estado por haber aplicado un estado de excepción de facto, así como por la “brutal operación policial de estilo militar orquestada por el Estado español contra los catalanes que estaban en los colegios electorales”.

La declaración recuerda las cargas policiales del 1-O y constata que “la República catalana se fundamenta en la necesidad de proteger la libertad, la seguridad y la convivencia de todos los ciudadanos para avanzar hacia una democracia de mayor calidad”. - D.N./Agencias