Urkullu apela al diálogo sobre Catalunya con "un horizonte confederal"

Insiste en que "la salida del laberinto de la articulación territorial en un Estado" en la UE "se encuentra en el horizonte confederal"

EP - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 14:21h.

BILBAO. El lehendakari, Iñigo urkullu, ha instado a no soslayar "la llamada al diálogo y al entendimiento" en Cataluña, y ha advertido de que solo "la aplicación de la legalidad vigente" no logrará "una solución satisfactoria". Además, ha insistido en que "la salida del laberinto de la articulación territorial en un Estado" en la UE "se encuentra en el horizonte confederal".

Durante su intervención en la apertura del Año Judicial en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en Bilbao, ante los máximos representantes de la Judicatura, la Fiscalía y otros representantes institucionales de Euskadi, Urkullu ha dicho que es "consciente del delicado momento político e institucional" que se vive en la actualidad con el conflicto catalán.

En este contexto, cree "necesario recordar la apelación al principio de diálogo del Tribunal Constitucional en su sentencia de 25 de marzo de 2014 sobre la impugnación de la Resolución del Parlamento de Cataluña de 23 de enero de 2013", en alusión a la 'declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña'.

Para Urkullu, la Constitución "no aborda ni puede abordar todos los problemas que se pueden suscitar en el orden constitucional, en particular los derivados de la voluntad de una parte del Estado de alterar su estatus jurídico".

DIÁLOGO Y COOPERACIÓN A su juicio, los problemas de esa índole "no pueden ser resueltos por este Tribunal" y, por ello, considera que "los poderes públicos y, muy especialmente, los poderes territoriales" que conforman el Estado autonómico son los que "están llamados a resolver mediante el diálogo y la cooperación los problemas que se desenvuelven en este ámbito ".

Ha recordado, en este sentido, que este pasado martes, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su Gobierno "abrieron un tiempo para dar la oportunidad al diálogo con el Estado Español", y ha recordado que "también el presidente del Gobierno Español apeló al diálogo la noche del 1 de octubre".

"Sigo expresando mi deseo de que esta oportunidad sea aprovechada. No debería de haber otro camino: diálogo con realismo y responsabilidad, diálogo con auténtica voluntad de acuerdo, diálogo inspirado en el deber de negociar de buena fe", ha defendido.

Para el presidente del Ejecutivo vasco, la "llamada al diálogo y la cooperación, la negociación y el entendimiento, no puede ni debe ser soslayada", y se ha mostrado convencido de que "la solución a un conflicto político solo se alcanza dialogando desde una auténtica voluntad de acuerdo".

"La solución, una solución satisfactoria para todas las partes, no puede lograrse únicamente ubicando la controversia en la aplicación de la legalidad vigente, especialmente si este automatismo conduce a una solución que desoye una aspiración colectiva con alto arraigo social y puede conducir a quebrar el necesario marco de convivencia", ha señalado.

LEGALIDAD En opinión de Urkullu, el recurso a los tribunales "tiene, sin duda, legal justificación", pero "su utilización como único mecanismo para solventar el conflicto, puede contribuir a polarizar aún más las posturas". "Legalidad, Realismo, Legitimidad, Democracia y Justicia son conceptos llamados a concurrir", ha añadido.

Tras afirmar que se debe evaluar "la bondad de las leyes y las decisiones colectivas democráticas por su contribución a hacer de nuestra sociedad un marco de convivencia más justo", ha afirmado que están "concernidas" todas las personas "que desempeñamos nuestra labor en un ámbito de responsabilidad que contribuya a que la sociedad en la que convivimos sea más justa".

"Nuestra función es redoblar el esfuerzo para garantizar ese marco de convivencia más justo. Un marco capaz de integrar las voluntades sociales mayoritarias de manera respetuosa con sus sensibilidades propias y diferenciadas", ha dicho.

Por ello, ha insistido este miércoles que "la salida del laberinto de la articulación territorial en un Estado compuesto de la Unión Europea, se encuentra en el horizonte confederal" y ha insistido en que "la llamada al diálogo y el entendimiento no puede ni debe ser soslayada".

"La solución a un conflicto político se alcanza dialogando y teniendo auténtica voluntad de acuerdo", ha concluido.