Domínguez anuncia 1,7 millones para hacer frente al déficit de médicos gestado por UPN y PP

Salud ha iniciado la campaña para captar profesionales
A las OPE de 532 plazas, suma retrasar jubilaciones, fichar residentes y médicos de fuera Refuerza Atención Primaria con 76 contratos

Lola Cabasés Hita Mikel Saiz - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

pamplona- El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) formaliza desde este mes de octubre 76 nuevas contrataciones de personal para reforzar las plantillas en Atención Primaria en el área de Salud de Pamplona, actuación que conlleva una inversión anual de 1,7 millones de euros la cual permitirá adecuar las necesidades que plantean los centros de salud y hacer frente al déficit de médicos y de otros profesionales sanitarios que arrastra Navarra tras la gestión de UPN y PP. Esta es una de las medidas, junto a las dos OPE, retraso de jubilaciones, contrato de residentes o búsqueda de facultativos, adoptadas por Salud para captar profesionales.

Así lo anunció ayer el consejero de Salud, Fernando Domínguez, en comisión parlamentaria solicitada por UPN y PPN, formaciones que no salieron bien paradas. El déficit de médicos no es una situación exclusiva de Navarra, precisó, tiene su origen en el número insuficiente de titulados que cada año salen de las facultades de Medicina o en la imposibilidad de sacar a OPE plazas debido a la tasa de reposición. Pero “la responsabilidad de estos dos factores -apuntó el consejero- no corresponde a ninguno de los partidos políticos que sustentan al Gobierno de Navarra sino a algunos de los que hoy están en la oposición”.

El consejero tras remarcar que el déficit de médicos es un asunto que les ha preocupado desde el inicio de la legislatura y que ya ha solicitado a la ministra una mesa sectorial para tratarlo, hizo un repaso al diagnóstico de la situación con la que se encontró el actual Gobierno de Navarra cuando accedió en 2015, una situación en materia de personal de la que responsabilizó a UPN que, en su afán “por adelgazar la Administración”, no hizo nada para consolidar las plantillas. “Una legislatura completamente en blanco en lo que a OPE y plazas de facultativos se refiere y, por consiguiente, sin consolidación de personal”. Responsabilizó de la falta de personal a “la inexistencia de una estrategia del anterior Gobierno para consolidar al menos las plazas de la tasa de reposición” lo que, en su opinión, ha provocado un incremento de la interinidad y que facultativos se hayan ido a trabajar a otras CCAA.

Domínguez añadió que el proceder habitual de UPN fue realizar contratos de corta duración o de jornadas no completadas al cien por cien. Como ejemplo citó que en 2014 sólo en Atención Primaria se hicieron 3.470 contratos de menos de diez días a médicos (en esta legislatura éstos se han reducido un 70%, aseguró), un criterio de recortes que también rigió en las sustituciones personal. Precisó que en 2014 se invirtieron 1,4 millones de euros en sustituciones de verano en la Atención Primaria del área de Pamplona, frente a los 2,1 millones del pasado verano. Añadió Domínguez que este interés en recortar, unido a la falta de planificación tampoco tuvo en cuenta las jubilaciones;jubilaciones que, subrayó, en los próximos diez años afectarán a 666 facultativos.

Tampoco tuvo en cuenta UPN, en opinión de Domínguez, la creciente demanda de asistencia sanitaria derivada del envejecimiento de la población, algo que si preocupa y ocupa al actual Gobierno. El varapalo hacia el solicitante de la comparecencia (UPN a la que se sumó el PPN), no obstante, no fue el único argumento esgrimido por Domínguez para explicar la falta de médicos. Reconoció como “otro mal endémico” las dificultades e imposibilidad de cubrir algunas vacantes.

plan de actuacionesPero dicho lo anterior, el consejero de Salud dedicó la mayor parte de su intervención a explicar las actuaciones que están desarrollando desde el SNS-O para la búsqueda de profesionales “por tierra, mar y aire” con el fin de revertir “esta preocupante situación”. Así, citó la convocatoria de la primera OPE con las 313 plazas, tasa de reposición del periodo 2015-16, de las que 20 fueron para Atención Primaria, 20 para pediatras y 83 para médicos de otras especialidades;y la segunda OPE ahora propuesta de 219 plazas, 20 para médicos especialistas.

Como segunda medida citó la permanencia, para casos excepcionales, en servicio activo una vez cumplida la edad de jubilación forzosa. En tercer lugar citó las ofertas de trabajo a médicos residentes que terminan su periodo de especialización;en cuarto, la posibilidad de que facultativos de medicina intensiva puedan ocupar plazas de Urgencias;y en quinto, otra serie de medidas para la búsqueda activa de profesionales a través del Colegio de Médicos de Navarra, ofreciendo las mejores contrataciones posibles, y de colegios de médicos de las comunidades limítrofes para proporcionar también contratos de larga duración en determinadas especialidades, búsqueda que está dando sus frutos.

Domínguez señaló que “mención especial merece la Atención Primaria”, que va a ser “una prioridad” para Salud en 2018, ámbito en el que se ha empezado a actuar este mes. Anunció la inversión de 1,7 millones de euros en reforzar la Atención Primaria y detalló las contrataciones que ya se realizan. De las 76 contrataciones previstas, 15 son de Medicina de Familia, 6 Pediatría, 38 de enfermería y 7 de Trabajo Social.