Navarra, una autopista aérea para 7.439 aves

Los pirineos han registrado este mes de septiembre la pasa de 54 especies diferentes, con la golondrina como la más numerosa

Un reportaje de Txus Iribarren. Fotografía Javier Bergasa/Ondikol - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Navarra es uno de los grandes pasillos pirenaicos por los que más de 47.000 aves vuelven del Norte de Europa cada año rumbo a sus lugares de invernada en el sur de la península y en África. En conjunto un total de 7.439 lo han hecho por el territorio navarro, según los datos contabilizados en el monte Lindus. Muchas de ellas han tenido que superar los problemas meteorológicos, el factor humano..., pero ya están a salvo en sus destinos. El Gobierno de Navarra detalla que las aves avistadas en la cumbre navarra corresponden a 54 especies y la golondrina común es la especie más abundante, con 1.427 ejemplares detectados. Le sigue el milano real con 1.271, el avión zapador con 748 y el cormorán grande con 730 aves. Además, se han podido observar, en menor número, especies de gran interés como la cigüeña blanca y la cigüeña negra, con 167 y 282 ejemplares, el cernícalo patirrojo, el aguilucho papialbo o el águila pomerana. También se han contabilizado especies residentes singulares como el quebrantahuesos o el pico dorsiblanco.

El 20 de septiembre fue el día de mayor paso migratorio con 1.234 golondrinas comunes. Además, también se han destacado los días 23 y 28 de septiembre, cuando se contabilizaron 240 y 248 milanos reales respectivamente. Estas actuaciones de avistamiento se enmarcan dentro del proyecto de cooperación transfronteriza Lindus 2, liderado por el Ayuntamiento de Burguete y en el que participan como socios la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), la Ligue pour la Protection de Oiseaux (LPO-Aquitaine) y el Gobierno de Navarra a través de la empresa pública GAN-NIK. El proyecto incluye el estudio de la migración postnupcial de aves a través de la vía occidental de paso de los Pirineos. Durante septiembre, el estudio se ha desarrollado, tanto en Lindus como en el collado de Organbidexka (Nueva Aquitania), en donde se han monitorizado 24.740 aves, y en los puertos aragoneses de Portalet y Somport, en donde se han observaron 14.849 aves. La campaña de avistamiento continuará hasta el 14 de noviembre. Junto al estudio de las aves migratorias, Lindus 2 tiene como objeto la monitorización de quirópteros (murciélagos), la educación ambiental y el impulso del ecoturismo. El proyecto está cofinanciado al 65 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020).