ha ido a visitarlos a italia

Juana Rivas: Volver a ver a mis hijos es 'un pasito' para tener su custodia

Imagen tomada de vídeo, de Juana Rivas esta tarde tras recoger a sus hijos en Cagliari, capital de la isla italiana de Cerdeña. (EFE/ Jorge Ortiz)

EFE - Martes, 31 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 19:53h.

Cagliari (Italia). Juana Rivas se reencontró hoy con sus hijos en la ciudad italiana de Cagliari, capital de la isla de Cerdeña (sur), después de dos meses separados, y dijo estar "muy feliz" porque este ha sido "un pasito" para conseguir "la custodia completa" de los menores.

"Estoy muy feliz, es un pasito para que esto sea una normalidad, como siempre ha sido, estar cerca de ellos y disfrutar y no tener miedo de separarnos", reconoció Rivas en una entrevista con medios españoles.

Juana Rivas pudo reencontrarse con sus hijos, de 11 y 3 años, a quienes no veía desde que el 28 de agosto acatara la orden judicial en España que la obligaba a entregárselos a su padre, el italiano Francesco Arcuri.

Desde entonces han vivido con él en la pequeña isla de Carloforte, en el sur de Cerdeña, donde Arcuri tiene su residencia habitual y donde Rivas pasó los últimos años de su relación.

En este tiempo, la madre ha podido solo contactar con ellos por teléfono o videoconferencia, pero hoy les ha abrazado y ha compartido con ellos distintos momentos.

Esta tarde, dijo, tenían previsto ir a divertirse "un ratito al parque de atracciones".

Rivas estará con ellos hasta mañana a las 15 horas locales (14 GMT) cuando tome un vuelo de regreso a España.

Convencida de que el proceso le dará la razón, Rivas se ha mostrado esperanzada en que la sentencia de este juicio le conceda "la custodia completa" de sus hijos.

"Yo no quiero separarlos de nadie, pero quiero la custodia entera porque yo velo por ellos, porque mi felicidad es que ellos estén bien y es lo que voy a luchar siempre", apuntó.

Rivas llegó a Cagliari el lunes y hoy compareció ante el juez de un juzgado civil del tribunal de esta ciudad italiana, en el marco del proceso sobre la custodia de los menores.

La primera vista ha estado marcada principalmente por las desavenencias entre ambas partes sobre la cuestión de la entrega de los menores a Juana.

A Rivas se le había concedido por orden judicial, y a petición de su abogada en Italia, María Eugenia Álvarez, la posibilidad de estar con sus hijos todo el tiempo que permaneciera en el país, es decir, desde el 30 de octubre al 1 de noviembre, pero el lunes Arcuri no le llevó a los niños.

Los abogados de Rivas han denunciado al exmarido por un "posible delito de desobediencia por incumplimiento" de la resolución judicial, mientras que la defensa de Arcuri ha justificado que el acto judicial no especificaba "lugar de recogida ni entrega de los hijos comunes".

Además, ambos padres han tenido que comparecer ante el juez para exponer sus argumentos y finalmente, después de una audiencia que ha durado unas tres horas, el juez ha ordenado a Arcuri que entregara hoy a sus hijos a Juana.

Esta ha sido la primera vez que Juana y Arcuri se han visto desde agosto y, aunque han comparecido ante el juez por separado, han compartido momentos juntos en los pasillos de los juzgados.

"Me he sentido un poco inquieta, pero yo al verlo ya no lo he vuelto a mirar. Yo he ido a lo mío", ha recordado Rivas.

"Yo voy a mi lucha y no quiero hacer daño a nadie, pero voy a luchar por el bienestar de ellos, para que se hagan sus deseos, que no paran de decirme lo que quieren, y yo voy a seguir luchando", añadió durante la entrevista.

Durante los momentos en los que ha tenido que contestar a las preguntas del juez, Rivas ha explicado sus motivos para querer la custodia de los niños y también el porqué no quiere volver a Italia.

"Le he contado cosas confidenciales, el porqué no quería volver, le he dado mis motivos", refirió.

Preguntada sobre si ha relatado algunos episodios de maltrato sufridos con su expareja, condenado en 2009 por lesionarla, Juana reconoció que sí y que advirtió cierta comprensión por parte del juez: "Yo he visto que él me entendía".

La próxima vista no ha sido fijada aún por el juez en este proceso que tratará de determinar a quién de los dos padres le corresponde la custodia de los niños.

Al margen de este proceso por la vía civil, Rivas es investigada por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada por la presunta sustracción de sus dos hijos, después de que permaneciera en paradero desconocido durante casi un mes para no entregarlos a Arcuri.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada ha decidido recientemente no reabrir las diligencias previas ni adoptar las medidas cautelares que había solicitado Rivas por unos presuntos malos tratos que se produjeron entre 2013 y 2016 en Italia, al entender que la jurisdicción competente es la italiana.

Secciones