Lafón impugnará y no descarta los tribunales

Miércoles, 8 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- La plataforma Somos 15.910 respondió ayer al comunicado de la Junta Electoral de Osasuna en el que ésta rechazaba el preaval que había presentado el pasado viernes el grupo liderado por Juan Ramón Lafón, “lamentando profundamente la decisión” y anunciando que “contra esta resolución se interpondrá la correspondiente impugnación, reservándose esta candidatura la vía ordinaria en caso de no prosperar”, aunque matizando en las últimas líneas de su escrito que “el candidato y su equipo siguen dejando espacio al diálogo y al entendimiento con la Junta Electoral”. El mensaje corroboró lo que horas antes había anunciado el propio Lafón en una rueda de prensa en la que desveló la procedencia de su preaval (aval) y en la que ya anunció que, “si no nos lo aceptan, acudiremos a la Justicia ordinaria”. El matiz ahora es que primero agotarán la vía de las impugnaciones y, al parecer, también la del diálogo.

No obstante, en declaraciones a este periódico instantes después de conocerse la resolución de la Junta Electoral, Lafón se mostró “convencido de que habrá elecciones” y añadió que “seguimos creyendo que tenemos todo el derecho a presentarnos porque somos la única candidatura que va con todo su patrimonio por delante y creemos que Osasuna es un club democrático”.

Crítica a los estatutosEn el mismo comunicado, Lafón también explicaba que “el preaval entregado fue acompañado además de un informe jurídico para que la Junta Electoral y sus asesores jurídicos dispusieran de información complementaria para facilitar la aprobación de dicho documento”, aunque, en la rueda de prensa que ofreció ayer antes de conocer la decisión de la Junta Electoral, ya había admitido que la entidad financiera británica que les había concedido el preaval (aval) no estaba registrada en el Banco de España, aunque matizando que estaba en trámites para ello y que, no obstante, cumplía la normativa europea. Fue ahí cuando deslizó su opinión de que “la Ley del Deporte y el Código de Comercio de la Unión Europea están por encima de los estatutos de Osasuna” y alegó que “lo que se pide realmente en los estatutos es un aval y no un preaval”. Además, añadió que en el reglamento del club debería incluirse en el futuro “un mediador para que no haya que pasar de la Junta Electoral a los tribunales”, como puede ocurrir en este caso.

Rainbow Merchant LTDEn la rueda de prensa vespertina que ofreció ayer, Lafón desveló el nombre de la entidad financiera que les avala, Rainbow Merchant LTD, reconoció que no está en el registro del Banco de España, pero defendió su fiabilidad y su derecho a operar en el Estado, algo que, según dijo, ya ha hecho en los últimos años. Reveló también que el preaval les había costado 25.000 euros y que el aval, que se haría efectivo en caso de ser elegidos al día siguiente de las votaciones, les iba a costar el 4% del total (unos 170.000 euros) y que ante él responderían todos los miembros de Somos 15.910 con sus patrimonios personales (“si nuestra gestión fuera mala, perderíamos todo”), sin coste alguno para el club y hasta un límite que no supieron precisar, mientras que del resto de los 4.253.250 euros exigidos se responsabilizaría la Rainbow. - J.L.