El Gobierno foral trabaja ya con Siemens Gamesa para que el recorte de empleo no perjudique a Navarra

Barkos muestra la "preocupación enorme" por el plan de ajuste de la compañía y reafirma su compromiso de trabajar para reducir su efecto

d.n. - Jueves, 9 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 11:01h.

PAMPLONA. La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha mostrado la "preocupación enorme" por el plan de ajuste anunciado por Siemens Gamesa y ha manifestado "el compromiso de trabajar" en este asunto.

En declaraciones a los medios de comunicación, Barkos ha señalado que el vicepresidente económico del Ejecutivo, Manu Ayerdi, tuvo este miércoles una reunión con la empresa y ha insistido en trabajar "por que los efectos del anuncio hecho por Siemens Gamesa sean lo menos perjudiciales para Navarra".

SIN PRECISAR EL RECORTE POR ZONASSiemens Gamesa realizará una consulta al comité europeo de la compañía antes de concretar las medidas de ajuste en España, según manifestó la dirección de la compañía a los sindicatos, a través de videoconferencia con las principales plantas en el Estado.

Los responsables de la multinacional no han concretado las cifras de posibles afectados por el plan de reestructuración -de hasta 6.000 empleos en un total de 24 países-, y han emplazado a las centrales a una nueva cita el próximo lunes, según fuentes de ELA. Las mismas fuentes precisaron que la empresa ha asegurado que en el próximo contacto ofrecerá cifras y ha adelantado su intención de “comenzar a articular un proceso legal”, por lo que creen que su intención es “plantear despidos”. Además, añadió que las plantas de Dinamarca y Gran Bretaña, que no están representadas en el comité europeo, ya conocen la repercusión que el plan tendrá sobre sus plantillas.

El grupo, que tiene una plantilla aproximada de 4.000 personas en España (1.500 en Navarra), dio a conocer este lunes sus resultados del primer semestre, en el que alcanzó unos ingresos de 5.022 millones de euros en su primer semestre como empresa fusionada, tras la integración entre el fabricante de aerogeneradores y la filial eólica del grupo alemán, lo que supone una caída del 12% respecto al mismo periodo del año anterior.

Al término de la vídeoconferencia, ELA hizo público un comunicado en el que ha denunciado “la actitud de la empresa” que en “una situación tan crítica, provocada por su anuncio de despidos, no es capaz de trasladar información alguna a la parte sindical”. La central se opuso a estas medidas y advirtió de que apostará por el “mantenimiento íntegro del empleo” en las plantas del País Vasco y Navarra. “Entendemos que las instituciones deben de asumir como propio este objetivo. Es hora, de que con rigor y argumentos, frenemos el objetivo de la empresa. Nos toca garantizar el futuro de quienes trabajan en Gamesa y de sus empresas proveedoras”, manifestó.

Además, recordó que, en su día, ya mostró públicamente su “preocupación” ante la absorción de Gamesa por Siemens, porque “en ese momento constatamos que tanto el futuro de la empresa, como su red de proveedores, se encontraban en una situación de incertidumbre”. Insistió en que, entonces, advirtió de “un proceso de venta de compañías que, en sus inicios, contaron con impulso público y ahora quedan en manos extranjeras”.