Opel será rentable en 2020 y evitará despidos en sus fábricas

Su plan estratégico sitúa el punto de equilibrio financiero a los 800.000 vehículos y mantiene abiertas sus plantas

Viernes, 10 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

RÜSSELSHEIM- El consejero delegado de Opel/Vauxhall, Michael Lohscheller, aseguró que el plan estratégico de la compañía PACE!, tras su adquisición por el grupo PSA, no prevé el cierre de ninguna factoría y que la “necesaria” reducción de costes laborales se hará sin “despidos forzosos”. Todas las iniciativas pretenden restablecer los pilares financieros y mejorar la competitividad y el crecimiento sostenible. “El plan está diseñado con la clara intención de mantener todas las plantas y evitando despidos forzosos en Europa”, afirmó Loshcheller.

Además, aseguró que todas las acciones irán encaminadas a generar un flujo de caja operativo positivo. En este sentido, Opel/Vauxhall prevé lograr un margen operativo recurrente para la división de Automoción del 2% para 2020, aunque la intención es mejorar esta cifra hasta el 6% en 2026, al tiempo que indicó que la integración con el Grupo PSA el permitirá experimentar sinergias anuales de 1.100 millones de euros para 2020 y de 1.700 millones de euros en 2026.

Desde la compañía explicaron que el nuevo plan estratégico servirá, a su vez, para rebajar el punto de equilibrio financiero de la empresa, que se situará en 800.000 ventas anuales, gracias a la colaboración con el consorcio automovilístico francés y a la creación de un modelo de negocio rentable.

En el PACE!, Opel/Vauxhall tiene previsto electrificar todas sus líneas de automóviles para 2024, de forma que se ofrecerá una versión de propulsión eléctrica 100% o una híbrida enchufable junto con motores de combustión interna que habrán mejorado su eficiencia. En el ejercicio 2020, la firma automovilística contará con cuatro líneas de producto electrificadas, entre las que se incluirán el GrandLand X híbrido enchufable y la próxima generación del Corsa, que contará con una variante eléctrica.

700 euros de ahorro Por otro lado, Opel/Vauxhall mejorará su competitividad a través de la reducción de costes y gastos, consiguiendo un ahorro de 700 euros por coche fabricado para 2020, mientras que la eficiencia en las áreas de marketing subirá un 10% y la relación de gastos administrativos y generales sobre la cifra de negocio pasará del 5,6% al 4,7%.Todos los automóviles nuevos de Opel/Vauxhall se concebirán en la localidad de Russelheim, que se transformará en un “centro de competencia global” para el conjunto del grupo PSA.

Al mismo tiempo, el plan estratégico, impulsado por Carlos Tavares, contempla una “alineación” de los costes laborales con la facturación “al nivel de las mejores referencias de la industria” y una optimización de los procesos de I+D e inversiones en bienes de capital (CapEx) entre el 7% y el 8% de los ingresos de Automoción, procesos de fabricación y administración en 2020 y la liberación de capital de trabajo de 1.200 millones de euros en 2022.

La empresa destacó que esta mejora de la competitividad motivará nuevas asignaciones de vehículos a sus plantas, aumentando la tasa de utilización de las mismas en la próxima década. Además, Opel/Vauxhall usarán las dos plataformas de vehículos del Grupo PSA, denominadas CMP y EMP2.

El plan está diseñado con la intención de mantener todas las plantas y evitar los despidos forzosos en Europa. La reducción necesaria y sostenible de los costes laborales se alcanzará con medidas responsables, como conceptos innovadores sobre el tiempo de trabajo, programas voluntarios o planes de jubilación anticipada, indican en la nota de prensa. - Efe/E.P.