Rajoy pide ahora a las empresas que se han ido de Catalunya que vuelvan

El presidente también llama a la mayoría silenciada a que conviertan “su voz en voto” y llenen “las urnas de verdad”

“La inestabilidad que está viviendo Catalunya está frenando la capacidad de crear puestos de trabajo” “No podremos perdonar a quienes han querido fracturar la sociedad catalana”

Lunes, 13 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

barcelona- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido que vuelvan las empresas que estaban instaladas en Catalunya y que trasladaron su sede social por el proceso independentista, y ha llamado a los españoles a comprar productos catalanes y que “no dejen de hacerlo nunca”.

En el acto de presentación ayer en Barcelona de la candidatura del PP para las elecciones del 21-D, lamentó que el independentismo haya “desatado la inseguridad y la incertidumbre” en Catalunya, lo que cree que ha provocado la marcha de más de 2.000 empresas y entidades financieras.

También lamentó que la economía catalana esté notando las consecuencias de las decisiones de los dirigentes independentistas, por lo que ve “urgente abrir una nueva etapa para que los catalanes no tengan que abonar la factura después de haber padecido la fractura y para que todo vuelva a la normalidad”.

Según Rajoy, el impacto negativo sobre la economía es uno de los mayores “estragos del separatismo”, pero gracias a la intervención del Gobierno central y a la celebración de las elecciones autonómicas del 21-D se podrá abrir una nueva etapa de tranquilidad y confianza. “Hay que hacerlo cuanto antes para relajar la actual tensión social y el deterioro económico” debido a la incertidumbre y la inseguridad que genera el independentismo, consideró.

Según explicó, la hoja de ruta del Govern cesado “ha desatado el desplome de las ventas y de la actividad turística”, pero el Gobierno central seguirá trabajando para revertir esta situación y lograr que proyectos como la Agencia Europea del Medicamento se establezcan en Catalunya.

También para que “ferias y congresos no dejen Barcelona” y para combatir lo que Rajoy calificó como una de las mayores mentiras independentistas: que los bancos y las empresas estarían encantados de una Catalunya independiente.

Rajoy quiso dejar claro que quiere lo mejor para Catalunya y su economía, y que el Gobierno central seguirá trabajando mucho para lograr que se recupere.

más crecimiento económico El líder del Ejecutivo afirmó que España lleva cuatro años creciendo gracias al Gobierno del PP y que en los últimos años se está creciendo por encima del 3%;la previsión para el año que viene es del 2,3%, “pero si la normalidad se produce tras el 21 de diciembre, el 2,3% se convertirá otra vez en el 3%”.

También se disparará el crecimiento de empleo, ya que “la recuperación de la legalidad y la normalidad va a servir para reactivar la recuperación: volveremos a crear como en 2015, 2016 y 2017 más de 500.000 empleos también en 2018”.

“Catalunya ha sido uno de los motores de la recuperación del empleo pero la inestabilidad está frenando la capacidad” de crear trabajo, lo que se demuestra en los datos más recientes del sector, lamentó Rajoy.

Y reivindicó que todos están obligados “a trabajar para que el 21-D ponga fin al desgarro, como hasta ahora, con serenidad, prudencia y para recobrar la convivencia tranquila” entre catalanes. También llamó a “fortalecer vínculos y limar diferencias para vivir juntos en una Catalunya tranquila y próspera, motor de una España abierta y pujante en una Europa que es de todos”. “Tenemos que recuperar la Catalunya sensata, pactista, emprendedora y dinámica, acogedora y abierta, segura y fiable, respetuosa y respetada”.

Asimismo, Rajoy entró en la precampaña catalana con un llamamiento a la “mayoría silenciosa y silenciada” de esta comunidad, para que convierta “su voz en voto” y llene “las urnas de verdad” el 21 de diciembre. - Efe/E.P.