galardón al diseño de la bandera navarra

PSN, UPN, PP e I-E instan al Gobierno a reconsiderar la Medalla de Oro de Navarra a Arturo Campión

Geroa Bai, Podemos y EH Bildu rechazan que se haga un "juicio descontextualizado del personaje" - Koldo Martínez recalca que la decisión de la concesión "está tomada" y acusa a UPN de "marrullería"

EFE - Lunes, 13 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 11:43h.

PAMPLONA. El Parlamento de Navarra ha rechazado hoy, con los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, la concesión de la Medalla de Oro a Arturo Campión y ha instado al Gobierno navarro a reconsiderar el Decreto Foral que da soporte a dicho acuerdo.

Los impulsores de la declaración, PSN y uno de los socios del Gobierno, I-E, han expresado su deseo de que el Ejecutivo reconsidere su decisión porque no consideran oportuno homenajear a un "integrista, xenófobo y racista", si bien han expresado sus dudas al respecto.

En ese sentido Geroa Bai ha apuntado que, a su juicio, la decisión de la concesión "está tomada" y reconoce a tres personas que diseñaron la bandera oficial de Navarra, por lo que el Gobierno "no debe retirar" su propuesta. Desde EH Bildu y Podemos se ha planteado la conveniencia de modificar el proceso de concesión de este galardón.

El Gobierno ha acordado conceder la Medalla de Oro, a título póstumo, a tres historiadores, entre ellos Arturo Campión "por su aportación a la historia, la cultura y la identidad de la Comunidad Foral".

Ante esa decisión PSN e I-E han presentado una declaración institucional en la que señalan que no es su pretensión revisar la historia ni los personajes que son producto de sus tiempos, pero muestran su desacuerdo con el "ensalzamiento de figuras, que aún desde su contexto histórico, mostraron actitudes poco ejemplares para la Navarra actual".

La socialista María Chivite se ha felicitado por la aprobación de esta iniciativa, ya que, además de un "reconocido nacionalista", Campión era un "integrista y un xenófobo", valores que, a su juicio no se deben premiar, por lo que ha dicho que espera que el Gobierno "tenga a bien" reconsiderar esa decisión.

También espera que así sea I-E, porque de lo contrario no acudirá a ese acto, según ha anunciado Marisa de Simón, quien ha rechazado que se reconozca a un "clasista, xenófobo y racista", tras lo que ha cuestionado la querencia a premiar personajes históricos, "pero en ningún caso personas que han luchado por logros sociales por mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía"

La iniciativa ha sido apoya por UPN, cuyo portavoz Javier Esparza, ha sostenido que es una "mala noticia" para Navarra que se utilice de "forma partidista" la entrega de esta medalla, que los partidos nacionalistas la utilicen para "lavarse las manos por lo que hicieron tras la derogación de la ley de Símbolos".

Igualmente ha votado a favor el PPN que además ha solicitado la comparecencia de Uxue Barkos para que explique esta decisión, lo que ha sido admitido, si bien no ha prosperado su intención de que lo haga con carácter de urgencia, lo que ha llevado a Ana Beltrán, a hablar de "boicot". En su opinión, "la mejor Medalla de Oro para Navarra es tener un Gobierno que crea en nuestra bandera".

En contra del texto se ha posicionado Geroa Bai, cuyo portavoz Koldo Martínez ha rechazado "con toda su fuerza" la exposición de motivos ya que "nadie" pretende "ensalzar el pensamiento de nadie", lo que hace el Gobierno es "reconocer la aportación de tres personas a la identidad de Navarra diseñando la bandera oficial".

Martínez ha sido especialmente crítico con UPN, del que ha dicho que su "marrullería" le ha llevado a decir que la bandera era mucho más antigua, cuando en 2010 celebró su centenario. Sus palabras han sido respondidas por Esparza, quien le ha recomendado que "tome una tila, se tranquilice y respete a los que piensan diferente".

De descontextualización ha hablado también Adolfo Araiz (EH Bildu, quien ha criticado que en la exposición de motivos, para justificar el rechazo, se recojan dos frases pronunciadas en un contexto que se desconoce. Ante la polémica generada en esta y en otras ocasiones, como en 2014, con la medalla, ha planteado la conveniencia de revisar el procedimiento de concesión.

En la misma línea se ha pronunciado Mikel Buil (Podemos), quien tras rechazar la declaración porque realiza un "juicio histórico y descontextualizado de un personaje", ha denunciado la concesión de este galardón de forma arbitraria en función de intereses partidistas. Esto les ha llevado a registrar una iniciativa para modificar el decreto que regula la concesión del galardón.