Campeones sin carisma

Por Tomás de la Ossa - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Dice un antiquísimo refrán que lo que natura no da Salamanca no presta, y en el tema deportivo se le podría añadir que tampoco las victorias y los títulos lo conceden. Hablamos de algo tan etéreo como real: el carisma. O se tiene o no se tiene. Delgado, sí;Induráin, no. Pau Gasol, sí;Marc Gasol, no. Y, a lo que íbamos, Ángel Nieto y Rossi, sí;pero Márquez, va a ser que no. Que no es que le reste un ápice de su clase como piloto ni del mérito de su ya soberbio palmarés. Tampoco significa que no dé espectáculo en cada carrera. No es una cuestión de Márquez sobre la moto, sino cuando se baja de ella. Y aunque no es un defecto personal, que cada uno es como es y si llega primero es el mejor, sí que es un problema para el Mundial. En estos tiempos en los que llevarse al huerto al espectador depende de mil factores, tener un campeón que no es carismático es como no comenzar la carrera en la pole sino un poco o un mucho más atrás.