dejará a cero su deuda al final de 2017

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela alcanza la plena ocupación de sus naves y anuncia inversiones

EP - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 14:15h.

PAMPLONA. La Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) está experimentando en estos últimos años un "notable repunte" que le ha llevado a prever la ampliación de su superficie construida y la mejora de sus infraestructuras para responder al incremento de actividad en la comarca y de demanda de servicios de las empresas, ha informado el Gobierno foral.

De hecho, durante la recepción que la CAT ha celebrado este mediodía en su centro de negocios, que ha sido presidida por la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, el parque empresarial de la Ribera ha anunciado que para final de este año llegará ya a la plena ocupación de sus naves, hasta alcanzar las 46 empresas radicadas en CAT.

Al mismo tiempo, la CAT ha ofrecido una alentadora cuenta de resultados económicos correspondientes a este último quinquenio, con la reducción de la deuda a cero y un beneficio bruto de 1,7 millones de euros -un 60% por encima que hace un año y multiplicado por 9 el obtenido hace dos-, mientras que las pérdidas se han vuelto a reducir a la mitad por segundo ejercicio consecutivo, según ha añadido el Ejecutivo.

Este despegue le ha permitido a la Ciudad Agroalimentaria de Tudela anunciar inversiones para la construcción de nuevas naves industriales en sus más de 350.000 metros cuadrados de parcelas todavía disponibles y acometer otros proyectos como el desarrollo de la fibra óptica o la apertura a las principales rutas de comercio agroalimentario de Europa a través del Puerto de Bilbao, que dispone de un centro logístico en la propia CAT.

UN TOTAL DE 46 EMPRESAS ENTRE NAVES Y EL CENTRO DE NEGOCIOS

Si bien el parque empresarial ribero ya superó durante 2015 la mitad de la ocupación de sus naves, esa cifra aumentó el pasado año hasta el 88% y la estimación al cierre de este ejercicio de 2017 alcanza ya el 100% con la llegada de las tres últimas nuevas empresas radicadas en CAT. Asimismo, otras dos importantes empresas que ya se habían implantado en la Ciudad Agroalimentaria como Aitenet y Oleofat han acometido durante los últimos meses una ampliación de sus instalaciones.

En total, el polígono tudelano alberga actualmente 46 empresas, 26 de ellas en naves y parcelas de suelo industrial y las 20 restantes, alojadas en el Centro de Negocios, ocupado en un 83% de su superficie de uso terciario. Entre estas firmas, se encuentran 7 empresas que CAT acoge en su vivero de industrias agroalimentarias impulsado por el CEIN, el centro público de innovación y emprendimiento del Gobierno de Navarra, y otros 6 proyectos que corresponden a los programas Orizont que gestiona Sodena.

La consejera de Desarrollo Rural del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde;el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte;y el gerente del parque empresarial, José Mª Aierdi, han presidido este mediodía una recepción ante casi un centenar de personas -entre representantes empresariales y sociales-, donde la Ciudad Agroalimentaria ha presentado la producción audiovisual 'En el corazón del Valle del Ebro' -un spot de 3 minutos para proyectar CAT y la Ribera navarra en el exterior- y los resultados económicos de esta sociedad pública, así como ha ofrecido también una degustación de pinchos creativos basados en productos agroalimentarios de la comarca y elaborada por el restaurante tudelano Topero, en colaboración con la marca Reyno Gourmet Navarra.

La consejera Isabel Elizalde ha situado a la Ciudad Agroalimentaria en la apuesta del Gobierno por el sector agroalimentario y el desarrollo territorial sostenible. "El sector es un elemento clave en la diversificación económica del medio rural y su contribución al equilibrio territorial. La industria se sitúa como eslabón intermedio y aporta valor añadido a la producción primaria. Es imprescindible por su contribución a la fijación de población en el medio rural", ha dicho.

La consejera, igualmente, ha destacado la necesidad de avanzar en la cohesión territorial de la Ribera, de acuerdo con un modelo de desarrollo rural sostenible coherente con el Programa de Desarrollo Rural de Navarra.

A su vez, el gerente José Mª Aierdi ha destacado que "la transición que el Gobierno de Navarra ha llevado a cabo durante estos dos últimos años para pasar del planteamiento inicial de expansión urbanística que dio origen a CAT hace casi una década al actual modelo de gestión, basado en un crecimiento sostenido que camine paralelo a la demanda y a la generación de actividad en el tejido productivo local". Esta conjunción de factores, ha dicho, permite ahora relanzar este parque empresarial de Tudela como palanca del sector agroalimentario de la Ribera y escaparate de esta comarca ante los mercados europeos, para lo que está enfocado el spot 'En el corazón del Valle del Ebro' proyectado en el acto de hoy.

APORTACIÓN DE LA CPEN PARA ZANJAR LA DEUDA

Entre los detalles económicos que ha dado a conocer Aierdi en su rendición de cuentas sobre los últimos cinco ejercicios, ha destacado que la deuda de 53 millones de euros que la CAT presentaba en 2013 se ha ido reduciendo hasta los 21 millones de 2016 y el próximo mes de diciembre se saldará completamente gracias a una aportación de 19 millones realizada por el Gobierno de Navarra a través de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN). Una vez saneadas estas cuentas, la CAT estará ya en disposición, a partir del próximo año, de acometer nuevas inversiones para la construcción de naves y infraestructuras que requieren una demanda empresarial creciente en el sector agroalimentario, ha comentado.

A su vez, el beneficio de la CAT antes de impuestos y amortizaciones (Ebitda) a mes y medio del cierre del ejercicio ascenderá a 1,7 millones de euros, cuando partía de un saldo negativo de 206.000 euros en 2013. El punto de inflexión en el despegue de la cuenta de Ebitda se produjo durante el ejercicio de 2016, cuando el beneficio bruto de CAT pasó de 193.000 euros a un millón.

En cuanto a las naves industriales construidas en CAT, el grado de ocupación ha ido evolucionado de una manera continuada desde el 36,5% de las instalaciones que estaban activas en 2013 hasta el 64% que se registró en 2015 y, a cierre de este ejercicio, estarán ya al 100%. Esta circunstancia hace que una de las prioridades para el próximo año sea la construcción de nuevas instalaciones aprovechando los 352.298 metros cuadrados de suelo urbanizado que la Ciudad Agroalimentaria tiene todavía disponible frente a los 219.795 metros cuadrados ocupados actualmente.

El gerente del parque empresarial agroalimentario ha atribuido esta evolución a los casos de éxito que ha ido atesorando el equipo profesional que impulsa la gestión de la CAT, que en el último año ha centrado sus esfuerzos en la labor de captación de inversiones exteriores, atraídas por las ventajas competitivas que ofrece la plataforma de Tudela, desde su posición geoestratégica y nudo de comunicaciones portuarias, viales y ferroviarias hasta su prestación de servicios logísticos y de suministros energéticos.