"ES PERFECTAMENTE LEGAL"

Solana dice que una lista única en Educación es jurídica y técnicamente posible

EP - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 18:18h.

PAMPLONA.-La consejera de Educación del Gobierno de Navarra, María Solana, ha declarado en la Comisión de Educación del Parlamento foral que la lista única para las oposiciones de 2018 en Educación "es perfectamente legal, que se puede llevar a cabo con la misma normativa, y que se puede llevar a cabo técnicamente".

"Es perfectamente factible", ha asegurado Solana, que ha señalado que ya tendrían "un planteamiento jurídico y técnico". Sin embargo, no ha querido confirmar si las oposiciones del año que viene se van a llevar a cabo con la lista única. "Cuando sepamos exactamente cuál es la convocatoria, las plazas y otras serie de cosas, habrá cuestiones técnicas que habría que determinar", ha comentado.

Del mismo modo, Solana ha afirmado que no sabe "a qué se refiere cuando se dice que la lista única vulnera derechos". "En todas las consultas que hemos hecho nadie ha asegurado que vulnera ningún derecho, ni el acceso, ni la igualdad de oportunidades, nadie ha puesto alguna afirmación en es respecto con la norma en la mano", ha dicho.

Así pues, la consejera considera que la lista única "no vulnera el acceso a la función pública y no vulnera la igualdad de oportunidades".

Igualmente, ha explicado cómo se llevaría a cabo la lista única. "El Departamento de Educación está pensando en implantar el sistema de lista única consistente en llevar a cabo tal procedimiento sin separación por idioma, sino solo por especialidad", ha dicho.

"Una vez finalizada la fase de oposición y baremación de méritos, y resultante la agregación de puntuaciones de ambas, aquellos aspirantes que reconozcan el requisito del euskera, en el nivel que la convocatoria establezca, puedan integrarse en ella y ser ordenados atendiendo además de la suma de puntuaciones a la posesión de tal requisito", ha explicado Solana.

En este sentido, la consejera ha comentado que "desde el punto de vista de proceso selectivo supondría añadir un paso o tramite en el momento posterior a la agregación de la puntuación de los aspirantes y justo antes de que el tribunal determine quienes han resultado seleccionados para pasar a la fase de practicas".

Por ello, para Solana, la "solución es pasar por añadir un breve plazo para que los aspirantes que hayan aprobado comuniquen mediante un acto público el idioma por el que optan". "Únicamente tras esa selección los órganos de elección harían pública la relación de aspirantes, cuyo número en ningún caso sería mayor al de plazas convocadas", ha afirmado, antes de añadir que dicho "trámite podría ser llevado a cabo por el servicio de recursos humanos".

Pese a ello, la consejera Solana ha comentado que "más allá de que estimemos que es posible dentro de la misma norma, habría que hacer modificaciones normativas para llevarlo a efecto". "La implantación de la lista única en estos términos nos obligaría a modificar el Decreto Foral 37/2014 de 30 de abril, una modificación puntual que haría referencia a los artículos 6, 10 y 13, y la Orden Foral 55/216 del 29 de abril", ha señalado.

En referencia a cómo funcionarían los tribunales, la consejera ha explicado que se organizarían "tantos tribunales como fuesen necesarios según especialidades, número de aspirantes, etc, permitiendo que los aspirantes puedan elegir si se examinan en castellano o en euskera". Igualmente ha señalado que "tampoco habría problema jurídico en que si fuese necesario los tribunales contasen con interpretes de euskera".

Además, la consejera ha valorado que con la lista única "el examen será el mismo para todos los aspirantes a diferencia de lo que sucede hoy en día".

Por otra parte, Solana ha comentado que pese a que se pusiera en marcha la lista única "sería necesario establecer un periodo transitorio en el convivirían las listas de contratación derivadas de una convocatoria con lista única y las de convocatorias anteriores, aquellas en las que las especialidades no se establezca la lista única". "Sería un proceso de unificación que iría culminándose hasta que todas las especialidades pasaran por el mismo proceso", ha asegurado.

Ante estas declaraciones de Solana, el portavoz del PSN, Carlos Gimeno, quien había pedido la comparecencia de la consejera, ha replicado que la lista única es un "cambio que ya se ha producido y ahora es sálvese quien pueda". En este sentido, ha añadido que la consejera "tiene la lista única muy trabajada".

Igualmente, ha reclamado a la consejera que "le ha preguntado por el objetivo de la lista única" y ha afirmado que esta sólo "es para satisfacer los intereses de su gobierno y de sus partidos nacionalistas y sindicatos nacionalistas".