Devastación y angustia por el fuerte seísmo en la frontera de irán e irak

Más de 400 personas han muerto y 6.700 han resultado heridas El terremoto, de magnitud 7,3 en la escala de Ritcher, ha tenido cientos de réplicas

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Teherán- Más de 400 personas han muerto y 6.700 han resultado heridas por el seísmo que ha devastado el oeste de Irán, donde siguen a contrarreloj las tareas de rescate para intentar hallar supervivientes entre las ruinas.

Edificios convertidos en escombros, vehículos aplastados, campamentos improvisados para los damnificados y comercios y escuelas cerrados eran el desolador paisaje de varias poblaciones de la provincia occidental de Kermanshah, fronteriza con Irak.

El seísmo, de magnitud 7,3 en la escala de Richter y que tuvo su epicentro en la frontera entre Irán e Irak, arrasó varias localidades iraníes y provocó en esta jornada nuevas réplicas.

Ante la magnitud de la tragedia, las autoridades iraníes movilizaron a todos los cuerpos de seguridad, incluidos el Ejército y los Guardianes de la Revolución, para acelerar las tareas de rescate y retirada de escombros.

La situación en la localidad de Sarpul Zahab, la más afectada por el terremoto, es desoladora con cientos de personas llorando entre los escombros a la espera de tener noticias de sus familiares desaparecidos, como Arsalan Darabí, de unos 50 años. Darabí llevaba cerca de 10 horas frente al edificio en el que vivían su sobrino de 30 años, su mujer y dos hijos, de los que no se sabe nada. “¿Cómo podemos sentirnos si hemos perdido todo? No sabemos si están vivos y sufriendo bajo los escombros, o muertos”, dijo entre lágrimas.

También, la joven Moradijah, quien explicó que su tía y sus dos primos estaban bajo los escombros de un edificio de protección oficial, fue testigo horas más tarde de que cómo los equipos de rescate sacaban sus cuerpos. “Anoche llamamos por teléfono a nuestros familiares y, al no poder localizarlos, vinimos a buscarlos”, contó sin poder controlar el llanto.

Las tareas de rescate y desescombro, en la que se emplearon perros rastreadores y grúas, se detuvieron momentáneamente debido a las réplicas del temblor. Los equipos de rescate retiran los escombros de tres metros en tres metros. Los edificios más damnificados de la ciudad son un conjunto de viviendas de protección social, donde se calcula que por lo menos cinco o seis familias continúan bajo las ruinas, según informó un miembro de los equipos de rescate.

en tiendas de campañaAdemás, numerosos edificios se derrumbaron, por lo que aquellos que lo han perdido todo se han instalado en tiendas de campaña en un parque. Estos se quejan de que por el momento no han recibido ayuda de las autoridades. “No nos han atendido bien. No tenemos ni agua ni comida”, comenta Safarí, un joven de 32 años que pudo escapar de su casa antes de que se derrumbase. Safarí comparte tienda con otras siete personas en un parque de Sarpul Zahab, entre ellas un joven de 27 años cuyo padre y hermanos están heridos en el hospital.

Al margen de los parques, han sido habilitados campamentos en otras zonas de Kermanshah y en provincias vecinas, debido, además de la destrucción, a que servicios básicos de agua y luz se han visto dañados.

Y es que la amplitud del desastre destruyó y colapsó algunos centros sanitarios, como el de Sarpul Zahab y poblaciones cercanas como Eslamab Gharb y Ghasr Shirin, con población mayoritariamente kurda. De ahí que las autoridades hayan establecido hospitales de campaña y enviado unas 140 ambulancias y una veintena de helicópteros para trasladar a los miles de heridos a otras zonas, según la Organización de Gestión de Crisis de Irán.

Además, numerosos edificios se derrumbaron y los daños son difíciles de cuantificar, debido a que todavía permanecen cortadas las comunicaciones y las carreteras de acceso. Tras el terremoto hubo más de un centenar de réplicas, según el Centro Sismológico de Irán, que situó el epicentro a 11 kilómetros de en la localidad fronteriza iraní de Azgale.

en irakAl menos ocho personas murieron y 535 resultaron heridas en Irak por el terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter registrado anoche en la frontera con Irán, informó hoy el Ministerio iraquí de Sanidad. Según el portavoz de ese departamento, Seif al Badr, siete personas perdieron la vida en la región autónoma del Kurdistán, fronteriza con Irán, y una pereció en la provincia de Diyala.

En cuanto a los heridos, se registraron 321 en diferentes zonas del Kurdistán, 170 en Diyala y 44 en la provincia de Kirkuk, también en el norte de Irak. Por su parte, el Ministerio kurdo de Sanidad detalló en un comunicado que cuatro de las muertes se produjeron en la región de Darbandiján (cerca de la frontera iraní), dos en Karamian y una en Suleimaniya. Puntualizó que 201 personas fueron hospitalizadas con heridas de diversa gravedad y 120 fueron atendidas por ataques de pánico. - Efe

terremotos en irán

20 de junio de 1990. Un terremoto de 7,7 en las provincias de Gilan y Zanjan, al noroeste de Irán, causó la muerte de 60.000 personas.

27 de julio de 1991. El 27 de julio de 1991 al menos veinte personas murieron a causa de un terremoto registrado en la región de Erbil, situada al norte de Irak.

28 de febrero de 1997. El 28 febrero 1997, hubo un millar de muertos, en un temblor de 5,5 registrado en el noroeste de Irán.

22 de junio de 2002. El 22 de junio de 2002, un temblor de 6,0 registrado en Qazvin, Hamadan y Zanjan, causó 237 muertos.

18 de agosto 2014. Sin víctimas mortales, el 18 de agosto de 2014, unas 250 personas resultaron heridas en varios seísmos, el mayor de ellos de magnitud 6,2 en la escala Richter, que sacudieron la provincia de Ilam.

terremoto 2017

7,3

El último terremoto, de magnitud 7,3 que asoló la provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán, y también afectó al este de Irak es uno de los más trágicos, con más de 400 muertos.