La apuesta social crece el 30% en 3 años gracias a los impuestos, destaca laparra

El Gobierno de Navarra asigna a Derechos Sociales 20,5 millones más que en 2017 y 245,5 por encima DE 2015 | Inclusión Social y Empleo, junto a Dependencia y Desarrollo de las Personas, las grandes áreas

Lola Cabasés Hita Javier Bergasa - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- La asignación económica del proyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2018 al departamento de Derechos Sociales, con un cuantía de 440.790.438 €, lo que supone un aumento del 4,9% respecto a 2017 y del 30,3% en lo que se lleva de legislatura, tiene como principales ejes generar empleos de calidad, la atención a las personas dependientes y con discapacidad, prestar apoyo a las familias y mejorar la inclusión social.

Así lo destacó ayer el vicepresidente y consejero de Derechos Sociales, Miguel Laparra quien, acompañado por los directores generales de las cuatro grandes áreas que contiene el departamento, presentó las cuentas y subrayó “el importante aumento del presupuesto”, un 4,9% respecto a 2017 y un 30,3% desde el inicio de la legislatura (en 2015 fue de 195,2 millones). Este incremento, en palabras de Laparra, “reafirma y refuerza el compromiso social de este Gobierno, el cambio político y la revalorización de la cohesión social”. El vicepresidente puso de manifiesto que esta apuesta “es posible gracias a la reforma fiscal progresiva que desde la perspectiva social tiene doble significado: por un lado, permite aumentar los ingresos y con ello incrementar el gasto social, un 30% en 3 años, y, además, en su propio contenido, tiene una orientación redistributiva teniendo un impacto diferencial en los distintos grupos según su capacidad adquisitiva”. “Sin esa reforma fiscal no habríamos podido reforzar el gasto social, ni mucho menos”, reiteró.

cinco objetivos estratégicosLaparra añadió que esta mejora presupuestaria va dirigida a impulsar cinco objetivos estratégicos del Gobierno de Navarra en los ámbitos del empleo, dependencia y discapacidad, II Plan de Apoyo a la Familia, vivienda, y cohesión social. Así, destacó la creación de empleo de calidad, reducción del desempleo, mejora de la formación y empleabilidad de las y los trabajadores, y apoyo a empresas y autónomos para incrementar su competitividad y emprendimiento. En segundo lugar citó reforzar las prestaciones y los servicios para la correcta atención a las necesidades de las personas en situación de dependencia, personas con discapacidad y/o enfermedad mental.

El tercer objetivo estratégico se refiere a la puesta en marcha del II Plan Integral de apoyo a la Familia, la Infancia y la Adolescencia, con actuaciones encaminadas a garantizar la cohesión social y la igualdad de oportunidades, prevenir y atender las situaciones de los menores en situación de vulnerabilidad, facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, impulsar la emancipación de la gente joven en condiciones optimas y, en definitiva, garantizar el pleno desarrollo de las familias navarras.

En cuarto lugar se refirió a la promoción de vivienda pública en alquiler social, la rehabilitación de vivienda y la puesta en valor de las viviendas vacías, de tal manera que sea posible avanzar en el reconocimiento efectivo del derecho constitucional a la vivienda de todas y todos los navarros, mejore el ahorro y la eficiencia energética y se reduzcan las situaciones de pobreza energética, todo lo cual redunda a su vez en una importante generación de empleo. El Gobierno también tiene entre sus objetivos para 2018 reducir las desigualdades y mejorar la cohesión social y territorial de Navarra, a través de las políticas de lucha contra la pobreza y la exclusión social, con especial incidencia en la pobreza infantil, y el impulso a las medidas de inserción social y laboral de los colectivos con más dificultades de acceso al empleo.La dirección general de Inclusión Social con 194,8 millones de euros asignados absorbe el 44,2% del departamento. Son 10,8 millones más que este año (5,8% más) y un 55,9% más que al inicio de la legislatura. La inversión permitirá comenzar a implementar el Plan de Inclusión Social y dotar de medios suficientes para la Renta Garantizada y la cooperación al desarrollo.

El segundo gran bloque es para la Autonomía y Desarrollo de las personas. Con una previsión de 187,7 millones (42,5% del presupuesto del departamento), la cifra aumenta 8,4 millones respecto 2017 (4,7% más) y 24,2 millones desde 2015 (14,8% más). El tercer gran bloque es el Servicio Navarro de Empleo, al que se destina 55,7 millones, 1,3 millones más que en 2017 (2,4%) y 7,6 millones más que en 2015 (15,7% más).