Reivindican un pacto de Estado contra la violencia machista

El Parlamento de Navarra acoge la primera sesión de la jornada ‘Jaque al Patriarcado’, que vivirá hoy su clausura

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- El Parlamento de Navarra dio comienzo ayer las III jornadas de Jaque al Patriarcado, de lucha contra la violencia machista. Las jornadas se pusieron en marcha con una mesa redonda que ha reflexionado sobre el pacto de Estado contra la violencia de género. En esta mesa tomaron parte Esther Ripa, de Movimiento Democrático de Mujeres de Navarra; Mª Jesús Girona Magraner, coordinadora técnica y expresidenta de la Federación Mujeres Jóvenes,Lorea Irisarri Garrido y Mari Carmen Echeverría, de Andrea-Lunes Lilas, y moderado por la psicóloga, experta en género en la UPNA y técnica de Equala, Vanina Vázquez Gentile.

La jornada la abrió la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez Igarza, que recordó los 90 feminicidios ocurridos hasta el domingo, recordando que no son sólo las mujeres asesinadas en pareja las que sufren la violencia de género, sino también las hijas, hijos, familiares, y entorno. “Unos datos espeluznantes que lejos de ir a menos, aumentan a pesar del trabajo que desde distintas asociaciones, colectivos, instituciones, hacemos para luchar contra esta lacra, y concienciar sobre esta realidad”, dijo la presidenta del Parlamento de Navarra antes de reivindicar un pacto de Estado sobre este tema.

Desde el punto de vista técnico las tres asociaciones indicaron que el gran problema es que se centra en un problema superficial que sería calificarlo como violencia de género, y no como violencia machista que es realmente donde estaría el problema. Desde el Movimiento Democrático de Mujeres, Esther Ripa señaló como positivo del Pacto que ha sido un proceso abierto, en el que se ha contado con organizaciones feministas “aunque no todos hemos estado presentes porque somos muchas y diversas”. En cuanto a las debilidades, Ripa apuntó que “encontramos muchas más que fortalezas empezando por la falta de dotación presupuestaria, porque a pesar de haber aumentado de 30 a 200 no se define en qué se va a invertir. Se vuelve a poner la carga en la denuncia por parte de la víctima, sabiendo los problemas que encuentran”, dijo. Esther Ripa en su intervención agradeció al Parlamento foral, al Gobierno y al INAI su compromiso con la igualdad y contra la violencia de género, en contraste con el efecto real de la gestión del PP. - D.N.

otras intervenciones

Andrea-Lunes Lilas. Lorena Irisarri y Mari Carmen Echeverría vieron positivo además del aumento del presupuesto, la devolución a las entidades locales las competencias en igualdad y violencia de género permitiendo aumentar partidas, el ‘título’ de víctima para acceder a ayudas, la participación de las asociaciones feministas y cumplimiento en la ley autonómica, con aportación económica.

Mujeres jóvenes. María Jesús Girona enunció una serie de leyes, planes, etcétera que han sido aprobadas a lo largo de nuestra democracia para lanzar la pregunta: “¿Cómo puede ser que llevemos tantas leyes y pactos y vuelvan a redactarse nuevos planes que recogen lo mismo y nos siguen matando?”, dijo.