Los pasajeros de la línea A, satisfechos

una semana después de su puesta en marcha, los pocos viajeros que la han utilizado la valoran en positivo

“Una villavesa que llegue a las a todas las estaciones es necesaria”

Un reportaje de Laura Garde. Fotografía Javier Bergasa - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- “Renfe, la estación de autobuses y el aeropuerto, conectados. Más vale tarde que nunca”, sentenció uno de los primeros pasajeros de la línea A, con la que el día de su estreno llegó al aeropuerto de Noáin-Pamplona. Él vuela a menudo y asegura que la incorporación del transporte urbano para llegar al aeropuerto era necesaria: “Cojo el avión con mucha frecuencia por trabajo y echaba en falta una línea así. Creo que Pamplona será una de las pocas ciudades en las que todavía no había un autobús urbano que llegase a todos los medios de transporte”.

Andreas, que además estrenó el vuelo directo de Fráncfort (Alemania) a Pamplona, llegó desde Leipzig para visitar a su novia, que estudia aquí en la Universidad. “Ella está en Pamplona desde septiembre y es la primera vez que vengo. No sabía que hoy se estrenaba un autobús, pero me parece muy bien que faciliten el acceso de los ciudadanos a todas las estaciones y al aeropuerto. En otras ciudades europeas ya existe esto”, explicó el alemán.

Por su parte, Itsaso Romero y Cristina Mangado llegaron a la estación de tren después de pasar unos días en Madrid y se montaron en la línea A con destino a la estación de autobuses: “Bajamos a Madrid bastante porque tenemos amigos estudiando allá. Nosotras no vivimos en Pamplona y cogemos el autobús para volver a casa. La línea 9 también nos acerca al centro, pero esta nos deja en la puerta de la estación”, esclarecieron ambas.

La nueva línea del Transporte Urbano Comarcal se puso en marcha el lunes 6 de noviembre. La villavesa realiza su recorrido cada 60 minutos, de lunes a domingo, desde las 7.00 horas hasta las 22.00.

La línea A tiene como cabeceras la estación de RENFE y el aeropuerto y cuenta con paradas en la avenida de Gipuzkoa, la calle Taconera, la calle Yanguas y Miranda, la avenida de Zaragoza y el polígono de Noáin-Esquíroz (polígono de Talluntxe en el viaje de regreso).

“En Pamplona no estamos acostumbrados a este tipo de líneas. Hasta ahora, desde aquí no salían muchos vuelos y los que viajaban en ellos habitualmente llegaban hasta el aeropuerto en taxi o con familiares o amigos que los acercaban. Ir a Renfe no suponía tanto problema”, manifestó Benjamín Urreia, el chófer responsable de la línea A. “Hay empleados del aeropuerto que aprovechan el primer viaje de la mañana para ir a trabajar, pero durante el resto del día no hay mucha afluencia. Eso sí, siempre más para ir a la estación de tren que al aeropuerto”, continuó.

Una semana después de su puesta en marcha, Rubén Martínez, Koldo Etxarte y Susana Oteiza fueron tres de los vecinos de Pamplona que utilizaron la villavesa. “Volvemos de trabajar, aterrizamos ahora después de pasar una semana en Madrid y la verdad que hemos cogido la villavesa porque ha coincido con nuestro horario de llegada. De normal, solemos coger un taxi”, aclararon.

En la parada de Yanguas y Miranda, Yaiza esperaba con su maleta para ponerse de camino a Renfe: “Estudio en Zaragoza y voy en tren. A mí esta línea me viene muy bien porque hago transbordo en el centro”, resaltó.

Dentro de un año, el departamento de Desarrollo Económico del Ejecutivo Foral y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona revisarán el uso de esta conexión.