Desalojan el hostal Remigio por un incendio de madrugada en la cocina del restaurante

Los 15 huéspedes se encuentran bien y los daños se han concentrado en la cocina

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

tudela- Un incendio en la cocina del restaurante Remigio de Tudela obligó a los bomberos a desalojar el hostal del mismo nombre con el que comparten inmueble. El suceso tuvo lugar a las 5.30 horas del lunes, cuando la Policía Municipal fue alertada por la llamada de una vecina de la calle Pablo Sarasate (la trasera del local, con entrada por Gaztambide Carrera) que había percibido un fuerte olor a humo. Hasta el lugar se desplazaron dos patrullas que, tras comprobar que el humo salía del restaurante, dieron aviso a los bomberos de Tudela. Fueron los efectivos del parque tudelano los que consiguieron acceder al interior del local, localizar el foco del incendio y comprobar que todos los huéspedes del hostal estaban en el exterior. Posteriormente, se localizó al propietario del hostal-restaurante. En total, 15 clientes fueron alojados provisionalmente en la Casa del Reloj de Tudela, en la cercana plaza de los Fueros, y luego realojados en el hostal Santamaría.

El incendio se originó, por causas que todavía se están analizando, en la cocina, la única estancia del restaurante que sufrió daños, aunque éstos fueron muy cuantiosos y han obligado a cerrar el establecimiento de forma temporal. El propietario del Remigio no supo precisar cuándo se podrá reabrir el restaurante.

en capuchinosTambién la Policía Municipal y los bomberos de Tudela tuvieron que intervenir el sábado por la mañana en una vivienda de la calle Capuchinos en la que se había producido otro incendio. En este caso, fue una llamada a SOS Navarra, a las 10.30, la que alertó de una gran cantidad de humo en un piso. Hasta el mismo se desplazaron de inmediato dos patrullas de Policía Municipal, cuyos agentes comprobaron que había fuego en el interior de un piso en el que permanecía una mujer.

Uno de los policías consiguió sofocar las llamas que estaban quemando unas cortinas con un extintor de la escalera.

Debido a la gran humareda, tanto la mujer como el agente fueron trasladados al hospital Reina Sofía de Tudela con una intoxicación leve. Ambos fueron dados de alta. Los bomberos se encargaron de controlar por completo la situación y de airear la vivienda, mientras Policía Municipal regulaba el tráfico de la calle Capuchinos, que permaneció cortada durante unos 45 minutos. - N. Arigita