Desciende el reciclaje de basura en la Ribera por tercer año consecutivo

En 2016 se recuperó el 51%, siete puntos menos que en 2009, y se enterró en vertedero casi el 43%

Fermín Pérez-Nievas - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

TUDELA- El reciclaje de basura en la Ribera sigue cayendo desde que en 2009 alcanzara su punto máximo con el 58,26%. El año pasado el porcentaje se quedó en el 51%, lo que significa que es el tercer año consecutivo en que se recupera menos basura que el año anterior (52,38% en 2015) y si no fuera por un leve repunte entre 2012 y 2013, la caída sería de siete años consecutivos. La otra cara de la moneda son las toneladas de residuos que se entierran en el vertedero y que fueron casi el 43% de toda la basura, mientras que la recogida selectiva de orgánica continúa anclada en un escaso 0,3% (109 toneladas).

Así se desprende del análisis que hace la propia Mancomunidad de Residuos de la Ribera, en el que se aprecia igualmente cómo se sigue reduciendo en todos los aspectos (menos en la recogida de ropa) las cifras de lo que se recoge en los contenedores. Esto implica también la caída de la actividad económica ya que las cifras son especialmente llamativas en lo que se refiere a los residuos industriales. La basura de los contenedores verdes experimente una leve mejoría aumentando en 243 toneladas respecto a 2015 y aumentando, levemente, por tercer año consecutivo, ya que pasa de 29.542 a 29.785 toneladas. Pese a ello se sigue en niveles similares a 2002 y el descenso es de 10,3%.

por contenedoresDonde las caídas son más llamativas son en los residuos industriales, en el papel y en el vidrio. En el primero de los aspectos, la reducción alcanza el 49% si se tiene en cuenta el punto álgido en 2008, bajando de las casi 61.000 toneladas que se recogieron entonces a las 31.173 del pasado año 2016 que, a su vez, son 3.145 toneladas menos que las depositadas en los polígonos solo un año antes. En este sentido, la caída fue especialmente profunda en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2016.

Tampoco el papel ha corrido una mejor suerte y aunque se emplea cada vez menos, su caída ha sido vertiginosa. La disminución desde 2008 es del 41,1%, pasando de los 4.531 toneladas de entonces a las 2.667 de 2016, que a su vez también fue menor que lo recogido en 2015 (2.797).

El vidrio es también es otro sector afectado y la disminución en los últimos 10 años ha sido del 24,7%, si bien en los últimos tres se mantiene en torno a los 1.316 toneladas. Esta caída no responde a que se empleen más envases, ya que su uso también se ha reducido en un 6,3% desde 2009, aunque en los últimos tres años se ha estabilizado alrededor de las 1.462 toneladas.

La otra cara positiva es la recogida de ropa que ha experimentado un crecimiento desmesurado llegando a las 161.670 toneladas en 2016, 40.000 toneladas más que en 2015 y 100.000 toneladas más que hace solo cuatro año.

las basuras

Resto. 29.352 (2013), 29.378 (2014), 29.542 (2015), 29.785 (2016).

Industrias. 31.321 (2013), 33.868 (2014), 34.318 (2015), 31.173 (2016).

Papel. 3.071 (2013), 2.806 (2014), 2.797 (2015), 2.667 (2016).

Vidrio. 1.362 (2013), 1.336 (2014), 1.316 (2015), 1.316 (2016).

Envases. 1.478 (2013), 1.462 (2014), 1.458 (2015), 1.462 (2016).

Voluminosos. 598 (2013), 576 (2014), 719 (2015), 1.328 (2016).

Ropa. 99.950 (2013), 110.100 (2014), 120.700 (2015), 161.670 (2016).

la cifra

0,93

Son los kilos/habitante/día que se recogieron de media en las rutas que realiza la Mancomunidad de Residuos, tanto por localidades como en los polígonos. La ruta que supone más basura por vecino es la de Murchante, Ribaforada y Fontellas.