Valdizarbe aprueba un presupuesto de 2,1 millones

La Mancomunidad ha congelado, además, las tasas de agua y residuos para 2018 Invertirá 223.500 euros en puntos limpios, casas del reciclaje y otras instalaciones

Ainara Izko - Jueves, 16 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

PUENTE LA REINA/GARES- La Junta General de la Mancomunidad de Valdizarbe aprobó el pasado 26 de octubre los presupuestos para el año que viene, que ascienden a 2.145.433,17 euros, de los cuales 1.615.530,94 corresponden a la empresa pública Servicios Arga Valdizarbe-Arga Izarbeibarko Zerbitzuak SL.

En las cuentas relativas a dicha empresa pública, merece destacar que se prevé un “mayor gasto en personal producido por las mejoras propuestas en la negociación del convenio colectivo de los y las trabajadoras”, señala la presidenta de la Mancomunidad, Sabina García. “Actualmente las mejoras propuestas en la negociación del convenio colectivo están sin cerrar, ya que nos encontramos en fase de negociación, pero la empresa apuesta por reconocer un aumento retributivo en las categorías de peón de recogida de residuos y oficial de primera de fontanería y electromecánica;aumentar las contrataciones de personal producidas por la compensación de las horas extras por tiempo de descanso en lugar de ser pagadas y por la propuesta de reducir 20 horas la jornada laboral anual;y aumentar el porcentaje de jornada de los peones alcanzando el 100% gracias a asumir directamente las labores de limpieza de las instalaciones (estaba subcontratado) y a la atención al público prevista en los puntos limpios”, enumera.

Por otro lado, se ha aumentado de 3.000 a 8.300 euros la partida de formación del personal para cursos y se pagarán las matrículas de aquellos trabajadores (incluso temporales) que deseen aprender euskera. También se ha incluido una partida para realizar un estudio sobre la calidad del agua, con el objetivo de “valorar las inversiones necesarias para, si es posible, reducir la cantidad de cal”, indica.

En los presupuestos de la Mancomunidad, por su parte, “se apuesta por mantener las partidas de comunicación, campañas de Educación Medioambiental, campaña educativa sobre incendio de Artajona (con subvención de la Caixa), campañas de euskera (con subvención de Euskarabidea), tal y como se plantearon en este 2017, a la vista de que han sido cuantías suficientes que permiten ofrecer todas las propuestas que en este momento se plantean desde la entidad”, señala García.

Se mantiene, asimismo, la partida al Fondo Local de Cooperación al Desarrollo gestionado por la Federación Navarra de Municipios y Concejos para realizar una pequeña aportación a los programas que desde la Federación se determinan y se aumenta al 60% la jornada de la técnica de Euskera, “a la vista del volumen de trabajo que se genera en relación principalmente a traducciones y asesoramientos” (se prevé contar con una subvención de Euskarabidea).


Inversiones En el capítulo de inversiones, además de las incluidas en el Plan de Inversiones Locales para 2018 (depósito de Mañeru, depósito de Arguiñano y bombeo en Gares), se contempla “la renovación de un colector en Gares;la adecuación del Punto Limpio Municipal de Larraga, con el fin de llevar la gestión del mismo desde Mancomunidad;colocar instalaciones similares a la casita del reciclaje de Gares en Miranda de Arga, Artajona y Mendigorría;comprar contenedores de tapa pequeña para la fracción resto y sin llave para la orgánica;adquirir programas informáticos que permitan actualizar los existentes;incorporar el Gestor de Expedientes que permita cumplir con la ley de administración electrónica una vez incorporada la Sede electrónica en la web, etc.”, indica. Las inversiones, en total, ascienden a 223.500 euros, si bien “se prevé subvención por parte del PIL y del Consorcio de Residuos”, avanza.

Por último, García comenta que se han aprobado inicialmente las Ordenanzas fiscales de la recogida de residuos y del ciclo integral del agua, “no con el objeto de subir tasas (que se congelan para el 2018), pero sí con el deber de actualizar aquellas cuantías ligadas al coste de personal y que inevitablemente varían en función de las mejoras previstas en el convenio colectivo de los y las trabajadoras”, repercutiendo en los Consistorios.