homenaje a la obra icónica de Picasso

Las entrañas del ‘Guernica’... sin el ‘Guernica’

José Ramón Amondarain inaugura en San Telmo Museoa la exposición ‘La Risa del Espacio’ en la que homenajea la obra icónica de Picasso y reflexiona sobre nociones básicas del arte como la originalidad, la imagen y la copia.

Un reportaje de Arantzazu Zabaleta | Fotografía Ruben Plaza - Jueves, 30 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Cuatro grandes lienzos recuerdan, a simple vista, el Guernica de Picasso en San Telmo Museoa. Lo hacen en sus dimensiones (el mayor mide 15 metros de largo y 3,5 de alto), en su estética, en sus líneas, en sus figuras... Pero no son el Guernica. A través de ellas el artista donostiarra José Ramón Amondarain homenajea la obra más icónica del siglo XX en su 80 aniversario y, al mismo tiempo, ofrece una reflexión y abre el debate sobre conceptos clave del arte como la copia, la originalidad, la representación y la imagen.

En realidad, La Risa del Espacio (Guernica), que se podrá visitar hasta el 25 de febrero en el museo donostiarra, es la continuación de un proyecto emprendido hace cinco años en el Artium de Vitoria. Con motivo del 75 aniversario, en 2012 Amondarain emprendió una relectura del cuadro. “Quería atravesarlo, como si se hiciera un corte de bisturí hasta sus entrañas”, explica Amondarain. Gracias a ocho fotografías sacadas en su momento por la compañera de Picasso, Dora Maar, es posible conocer los estadios y fases de creación del autor hasta completar su obra, en sólo 33 días. En ellas se ve cómo el malagueño se subió a una escalera para pintarlo, cómo hizo pruebas con el color...

En su exposición Tiempo y Urgencia (el segundo término es un anagrama de Guernica),Amondarain recreó esas ocho fotografías y la culminó, al igual que el propio Picasso, con la recreación de la obra completa. Aunque la muestra se exhibió durante siete meses en Vitoria, la familia del autor pidió que se retirara por considerar que era una reproducción o copia del original. Ante la imposibilidad de trasladar esa exposición a San Telmo, Amondarain ha decidido, en colaboración con Artium y el museo donostiarra, hacer una nueva relectura de la obra y crear la nueva muestra, marcada claramente por las circunstancias que le impiden volver a colgar los lienzos creados hace cinco años. En realidad, esas obras están en San Sebastián, guardadas en grandes cajones de madera a la entrada de la exposición para plantear el citado debate sobre los límites del arte y sobre conceptos como la originalidad o la copia que parecen sagrados en el ámbito artístico.

También el escritor Bernardo Atxaga ofrece en la publicación que acompaña la exposición su punto de vista sobre la creación artística y defiende que el objetivo artístico de Amondarain no es “corregir el mundo”, sino “corregir la representación del mundo” y, de alguna manera, recrear la propia representación: “Amondarain conoce la lengua que a lo largo de los siglos ha servido para expresar por medio de formas los mundos interiores y exteriores y, a la hora de crear, como hablante privilegiado que es, utiliza esa lengua a su manera, acrecentando sus significados, pronunciando las viejas formas de manera inusual, obligando a los diferentes materiales a decir lo que antes nunca habían dicho”.

El propio Amondarain añadió, durante la presentación de la exposición el pasado 24 de noviembre en el Museo San Telmo, que en realidad lo que se ha convertido en un icono del siglo XX es más la imagen del Guernica, que se conoce prácticamente en todo el mundo, que el cuadro real, que sólo algunos han podido ver directamente en su ubicación actual, el museo Reina Sofía de Madrid: “La imagen se hace a veces más real que el objeto;Guernica es más una imagen que un cuadro”.

Homenaje a la pintura

“Desde las fisuras que permite la ley”


Ante la imposibilidad de recrear esa imagen completa del Guernica, en esta exposición Amonda-rain emprende el acercamiento a la citada obra “desde las fisuras que permite la ley” y desde distintos puntos de partida. Además de los cuatro grandes lienzos, forman parte de la exposición pequeños objetos creados con óleo (“un homenaje a la propia pintura”, en palabras de Daniel Castillejo, comisario de la exposición y director del Artium) que representan restos o cascotes que pudo dejar el bombardeo en Gernika. También hay dibujos en los que el artista juega con algunas de las figuras que aparecen en el cuadro original por separado, así como una serie de imágenes relacionadas creadas a partir de la técnica del revelado tradicional que permiten a Amondarain “crear sin poder controlar del todo el resultado”.

“Sobre una obra monumental, se ha hecho una exposición también monumental, incisiva, que dejará cola, que abre debates sobre el arte contemporáneo y pone en cuestión problemas graves que tienen muchos artistas”, destacó Castillejo, que anunció que después de San Telmo quieren llevar la muestra a otras ciudades.

citas

Mesa redonda. 19 de diciembre. Amondarain hablará de Ausencia, Gernika sin Guernica junto a Bernardo Atxaga y Daniel Castillejo. A las 19.30 horas.


Visitas especiales. 18.00 horas:

28 de diciembre E. Martínez Goikoetxea

11 enero Beatriz Herráez

25 enero Iñaki Gracenea

1 febrero Manu Muniategiandikoetxea

15 febrero Daniel Castillejo

Visitas musicales. Con Itziar Navarro, guitarrista. Gratuitas. Serán el 10 de diciembre y 18 de febrero en castellano y el 28 de enero en euskera (12.00 horas).

Talleres familiares. Hoy, el 16 de diciembre, 13 y 27 de enero y 3 y 17 de febrero. 17.00 horas, en euskera.

Talleres infantiles de Navidad. 26 y 27 de diciembre y 3 y 4 de enero. De 10.30 a 12.30 horas, en euskera, para niños de entre seis y diez años.