Athletic-Real Madrid

Ziganda espera un Athletic-Real Madrid "clásico de toda la vida en San Mamés"

EFE - Viernes, 1 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 19:24h.

Lezama. El entrenador del Athletic Club, José Ángel Ziganda, espera que con el frío y la lluvia que se prevé en Bilbao y el horario del encuentro, las 20.45 horas, el partido entre el equipo rojiblanco y el Real Madrid sea "un clásico de toda la vida en San Mamés".

"Mañana (este sábado) tiene que ser un clásico de San Mamés. Sabemos de la dificultad, pero no hay partido más bonito que este", ha subrayado el técnico en la rueda de prensa previa a uno de los partidos para los que "es más fácil motivar" a sus jugadores, en un momento delicado tras la eliminación copera.

Ziganda ha añadido que a pesar de que el Real Madrid "empezó un poco irregular" la temporada "fuera de casa ha sacado buenos resultados" y se trata además de un rival que "te puede ganar de muchísimas formas, a la contra, en estrategia y combinando".

"Espero a un equipo motivado, como siempre en Bilbao. San Mamés es un campo muy especial y aquí la gente quiere mostrarse. Sabemos qué tipo de rival nos vamos a encontrar, con mentalidad ganadora", ha comentado Cuco.

Tras el varapalo frente al Formentera, Ziganda ha señalado que apenas "hay el tiempo justo para recuperar" y para "lamentarse".

"Hay que adaptarse al calendario y al ritmo de partidos. No hay tiempo para llorar, ni para alegrarte. Por fe no nos va a ganar nadie. Sigo esperando ese partido redondo, que está tardando y confío en que tiene que llegar. Se han visto cosas buenas, pero nos falta culminar y cerrar nuestra portería", ha reflexionado.

Uno de esos puntos débiles que está mostrando el Athletic en los últimos encuentros es la defensa de las jugadas de estrategia, unas acciones en las que cree que sus jugadores deben "pensar menos y centrarse más en la tarea propia".

"Son cinco segundos, una marca, y cuando dudas te olvidas de lo que tienes que hacer. No hay una explicación clara, pero es cierto que nos está penalizando. No es tan fácil entrenarlo porque es como un penalti, no es lo mismo en un entrenamiento que en un partido", ha explicado.

A pesar de la tremenda decepción que supuso la derrota ante el Formentera, Ziganda tiene claro que si su equipo hace "un partido normal" sus aficionados les "van a apoyar".

"Lo que tenemos que hacer es intentar dejarnos la vida en el campo. A partir de ahí sabemos que tenemos el público más orgulloso, más apegado y más histórico del mundo. Quieren que ganemos y sufren y se cabrean con nosotros, pero es normal", ha concluido.