Se despierta a casi 3.000 kilómetros, sin recordar nada y con moratones

Viernes, 1 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 11:38h.

REINO UNIDO.- Mihai Danciu, un desempleado rumano, acudió, junto a sus amigos, a tomar una copa a un pub de la ciudad de Albesti (Rumanía) y asegura que lo único que recuerda es acudir a un bar y decir a sus colegas que encontraría un trabajo, antes de que fuera despertado a casi 3.000 kilómetros de distancia en Londres. Mihai Danciu se despertó boca abajo, en el patio de un edificio del centro de Londres. Su cuerpo estaba cubierto de moratones y aseguró estar desconcertado al oír que todo el mundo a su alrededor hablaba en inglés. Todavía con la resaca encima fue trasladado al Whipps Cross Hospital en la capital británica. Allí, Adina Costache, una enfermera rumana, le confirmo que, efectivamente, se encontraba en Reino Unido. Fue Costache la que publicó la historia en su cuenta de Facebook en un intento de averiguar cómo Danciu había acabado ahí. Es poco probable que Danciu cogiera un avión para viajar a otro país, ya que en el estado de embriaguez en el que se encontraba no podría haber accedido a la aeronave. Pero sí pudo haber cogido un autobús.