El Sevilla se juega el pase en Eslovenia

grupo e a los hipalenses les vale un punto frente al colista del grupo, el maribor

Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

LA PREVIA

Maribor Jasmin Handanovic;Mitja Viler, Marko Suler, Jeane Claude Billong, Martin Milec;Aleks Pihler, Marwan Kabha;Damjan Bohar, Dare Vrsic, Gregor Bajde;Marcos Tavares.

Sevilla Sergio Rico;Mercado, Kjaer, Lenglet, Escudero;Pizarro, Éver Banega;Sarabia, Franco Vázquez, Nolito;y Ben Yedder.

Árbitro Ovidiu Hategan (Rumanía).

Hora/tv 20.45. BeIN Sports.

sevilla- El Sevilla afronta la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones con la idea de puntuar en el campo del colista y matemáticamente eliminado, el Maribor, y así asegurarse el pase a los octavos sin depender de lo que suceda en el Liverpool-Spartak que se disputa en Anfield.

A los sevillistas les vale un punto en Eslovenia para superar esta fase en la última jornada, aunque también podrían perder si el Spartak de Moscú no gana en el estadio del conjunto inglés.

Estas son las cuentas básicas para el equipo español entre distintas combinaciones que le podrían dar a los tres con algo en juego -Liverpool (9 puntos), Sevilla (8) y Spartak (6)- desde la primera plaza del grupo E o quedar relegado a la tercera y salir rebotado para la Liga Europa.

El sorprendente 3-3 de la anterior jornada en el Sánchez Pizjuán ante el Liverpool tras el 0-3 con el que acabó la primera parte, y el también inesperado empate postrero del Maribor en Moscú (1-1), dejan los pronósticos favorables a la formación andaluza para estar por cuarta vez en su historia en los octavos de la Champions.

El equipo hispalense viajó a Maribor con la sola idea de centrarse en su partido y en conseguir los tres puntos frente a un rival sin nada en juego y que en esta fase como local empató en la primera jornada ante el Spartak (1-1) y en la tercera recibió una escandalosa goleada ante los ingleses (0-7).

El argentino Ernesto Marcucci, que ejercerá de primer entrenador por tercer partido consecutivo debido a la convalecencia de su compatriota Eduardo Berizzo tras ser operado la pasada semana de un cáncer de próstata, se llevó a Eslovenia a veintiún jugadores, de los que deberá descartar a tres para el encuentro. - Efe