“Si el recurso va bien, mejor;si no, iremos a por los tres puntos”

Quique dice que quería jugar el viernes, pero que hacerlo en otra fecha no será un problema

“Lo que ocurrió el viernes es pasado;ahora vamos a Oviedo como siempre, a intentar sumar de tres en tres”

Katrin Pereda (Efe) | Mikel Saiz - Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

PAMPLONA- El delantero de Osasuna Quique González manifestó ayer que la suspensión del partido contra el Nàstic de Tarragona debido a la fuerte nevada caída en Pamplona el pasado viernes por la noche es “una anécdota en la vida del futbolista” y, por tanto, es “pasado”.

Así lo indicó en una conferencia de prensa tras el entrenamiento en las instalaciones de Tajonar, el primero de la semana después de que la primera plantilla del equipo navarro disfrutara de dos días de descanso, en la que aseveró que Osasuna “quería jugar el partido”, a lo que añadió que, cuando se designe la fecha del partido aplazado, irán “a ganar los tres puntos porque la mentalidad de este equipo es la misma siempre”.

Cuestionado sobre la decisión que espera que adopte el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol tras el recurso interpuesto por Osasuna por “incomparecencia” del Nàstic, una queja a través de la que el club navarro solicitó los tres puntos del partido suspendido, dijo que los jugadores son “unos mandados”. “Pararte a pensar cuándo te tocará jugar es perder el tiempo”, recalcó, para agregar que, si finalmente el recurso es favorable a los intereses de Osasuna, “pues muy bien”, pero que, si sucede lo contrario, el equipo está “preparado para conseguir los tres puntos pase lo que pase”.

Preguntado sobre el estado del césped de El Sadar a la hora en que se iba a disputar el partido del viernes contra el Nàstic, Quique declaró que “se podía jugar” y que Osasuna estaba “preparado para ello”. En cualquier caso, incidió en que “el pasado es pasado” y que “al final los tres puntos valen lo mismo contra el Nàstic que contra el Oviedo”, próximo rival de los rojillos, sobre el que señaló que será un rival “muy difícil”, pero que tanto él como sus compañeros acudirán “con toda la ilusión de siempre de ir a cada campo, ya sea fuera como en casa, y de sumar de tres en tres”.

Asimismo destacó el “buen momento” del Oviedo, si bien se mostró “convencido” de que, si el conjunto rojillo está a un buen nivel, puede “sacar puntos en cualquier campo”. Sobre las dos derrotas consecutivas que encadena Osasuna en Liga, ante Alcorcón y Lugo, afirmó que “no hay que volverse loco”. “El trabajo y la línea tiene que ser la misma, no salirse del camino desde el inicio de pretemporada”, defendió, para insistir en que se deben “analizar los errores y seguir trabajando para mejorar los registros”. En ataque y en defensa.