cobran 20.982 euros brutos al año de media

Los nuevos jubilados navarros cobran más que el 40% de los asalariados

Unos 84.000 trabajadores por cuenta ajena no llegaban en 2016 a esa cantidad

Juan Ángel Monreal / Asier Zaldua - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Pamplona- La crisis dejó desempleo, pobreza y miles de empresas destruidas. Desahucios y sufrimiento. Y también contradicciones, como la que refleja la estructura del sistema público de pensiones, sostenido por unos salarios menguantes que deben hacer frente a una nómina de pensionistas que no deja de crecer y cuya paga media supera en cada vez más casos la de los propios trabajadores. En Navarra, la pensión media de quienes se han jubilado entre 2015 y 2017 es más elevada que el salario que percibe casi el 40% de los asalariados de la Comunidad Foral.

Los datos de 2017, que abarcan el periodo comprendido entre enero y octubre, lo muestran con claridad. En estos meses, a los nuevos jubilados navarros se les ha reconocido una pensión que por término medio asciende a 1.498, 77 euros al mes. Esto supone una salario bruto anual de 20.982,77 euros, por debajo de la media navarra, pero próximo al salario mediano -el más habitual- y superior al que cobran casi el 40% de los asalariados de la Comunidad Foral (unas 84.000 personas), según los datos que arroja la Encuesta de Población Activa en su Decil de Salario.

Todo ello sigue sucediendo pese a que los salarios han iniciado un tímido repunte -la CEOE parece dispuesta a flexibilizar su postura en 2018 y acceder a incrementos por encima del 2%- y a que las nuevas pensiones comienzan a acusar los efectos de la reforma y de la crisis. Así empiezan a jubilarse trabajadores que sufrieron recortes salariales en sus últimos años de carrera o que incluso perdieron el empleo, algo que se deja sentir en las bases de cotización sobre las que se calcula la pensión. Las nuevas pensiones, que subieron de forma continua hasta 2015 tocaron techo ese año hasta llegar a 1.513,94 euros. Ya en 2016 se redujeron ligeramente hasta los 1.498, euros, la misma cifra que alcanzan en los diez primeros meses de 2017.

Esta tendencia a la baja debería acentuarse a partir del año 2019, cuando entre en vigor el llamado Factor de Sostenibilidad de las Pensiones Públicas, que según explican desde UGT, “reducirá un 4% cada diez años” la cuantía de las nuevas prestaciones que se reconozcan. La medida servirá para contener de manera sustancial el gasto en un momento en que confluyen dos factores opuestos para la salud del sistema público: la recuperación económica y la demografía.

El primero comienza a dejar sentir sus efectos justo cuando el Gobierno del Partido Popular ha agotado la hucha de las pensiones, a la que apenas le queda dinero para una paga extra más. Pero el crecimiento en el empleo (un 3,5% en el último año) supone que la Seguridad Social se han incorporado en el último año más de 600.000 nuevos cotizantes, frente a unos 105.000 nuevos pensionistas. Es decir, por cada nueva prestación, hay seis nuevas personas trabajando.

Baby boom e inmigraciónLa demografía, sin embargo, juega en contra del sistema público de reparto de las pensiones: son las cotizaciones actuales, y no las pasadas, las que pagan las pensiones. Pues bien, solo en Navarra, según los datos de la Encuesta de Población Activa, deberían jubilarse a lo largo de los próximos 20 años entre 125.000 y 135.000 personas, prácticamente tantas como las que se incorporarían al mercado laboral en ese periodo. Una proporción similar a la del resto de España y que tiene su explicación en el baby boom de 1960-1975: los que nacieron en esas fechas se irán acercando progresivamente a la edad de jubilación.

Otro factor, ya conocido y que se vivió con especial intensidad entre 1998 y 2008, podría salir al auxilio de las pensiones públicas españolas, que a día de hoy siguen figurando entre las que garantizan una mayor semejanza con el último sueldo de toda Europa. Los flujos migratorios, tan complicados de prever, no eran contemplados por ejemplo en el informe de la OCDE sobre las pensiones publicado esta misma semana. Pero de ellos si hablaba el Banco de España, que calcula los movimientos que se producirán hasta 2050 y que concluye que más de 25 millones de personas (el 80% en edad de trabajar) se asentarán entre Alemania, Francia, Italia y España. Una inyección de vitalidad para la pirámide poblacional española que provendría en buena medida del continente africano.

apunte

Recaudación al alza. La mejoría en el empleo se dejó sentir ya con claridad en la recaudación de 2016 y lo sigue haciendo en 2017. El año pasado, solo en Navarra, la Seguridad Social ingresó vía cotizaciones 1.577,75 millones de euros, frente a los 1.540,66 millones del año anterior. La subida de este ejercicio se prevé incluso superior. Los ingresos mensuales de la Seguridad Social ya bastan en la actualidad para pagar la nómina mensual, pero no así para las dos pagas extra que perciben los pensionistas en diciembre y en julio.

las cifras

1.091

pensión media de quienes fallecen. En octubre de 2017, la pensión media de quienes fallecieron ascendió a 1.091 euros, unos 400 euros por debajo de aquellos que se incorporaban a la jubilación en Navarra.


14.861

cobran más de 2.000 euros. Algo más de 16% de los jubilados navarros percibe ya una pensión superior a los 2.000 euros mensuales.

41.802

No pasan de mil euros. El 47% de las pensiones de jubilación no superan esta cifra.