A la contra

La mala educación

Por Jorge Nagore - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Viendo a las familias de los galardonados con la Medalla de Oro de Navarra -excepto a la de Campión, a la que le fue imposible asistir- y que en el acto principal de esa entrega de un reconocimiento oficial a unas personas que lo reciben a título póstumo por haber elaborado la bandera de Navarra que sigue hasta nuestros días, sentí lástima porque una parte importante del arco parlamentario de Navarra no hubiese tenido siquiera la educación de ir aunque solo fuera por respeto a los galardonados de los que nada criticaron -IE y PSN solo cargaron contra Campión, mientras que UPN y PPN ni siquiera cargaron contra ellos, se limitaron a negar que diseñaran la bandera de Navarra, lo que sí afirmaba UPN en 2010 celebrando el centenario del trabajo de Campión, Altadill y Olóriz- y, por supuesto, por respeto a sus familias, que posaban para los fotógrafos contentas y orgullosas. Personas -los galardonados- que desarrollaron toda su vida en la creación, el pensamiento y la divulgación y a los que en ningún caso se les puede achacar daño alguno a nadie, ni nada por el estilo. Pues unos por unos motivos y otros por otros no tuvieron la educación suficiente como para olvidarse de sus trifulcas políticas por un día y acudir educadamente aunque con anterioridad hubiesen mostrado su disconformidad. Personas que vivieron hace más de 100 años vistas con las exigencias de hoy en día o siendo utilizadas por quienes hace poco celebraban sus trabajos: una patente falta de altura, que en este caso no se puede achacar a un Gobierno que ni mucho menos premió a personas de biografía oscura y al que quizá solo le puede criticar el hecho de tener que echar la vista tan atrás para dar un galardón, un ejercicio que siempre suele traer problemas por lo mucho que han cambiado los tiempos -pasó con Huarte y Urmeneta, también-. Pero ni siquiera ir es, sencillamente, mala educación.