XIII Semana de Derechos Humanos y Migraciones

Denontzat organiza unas jornadas para fomentar la cultura de los derechos humanos

EFE - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 18:40h.

Pamplona. La Plataforma de Papeles y Derechos Denontzat ha presentado hoy la "XIII Semana de Derechos Humanos y Migraciones "Eskubide guztiak denontzat/Todos los derechos para todas las personas", que organiza con la finalidad de que la cultura de la exclusión "no se imponga a la de los derechos humanos".

Mediante teatro, documentales, conferencias y exposiciones, esta plataforma tratará de manifestar la "necesidad de preservar los Derechos Humanos de todas las personas, con independencia de su origen, de su condición de migrante o no".

Ha destacado que "no solo es una exigencia jurídica", sino también "garantía" para no bajar el "listón ético" de la sociedad y para "no claudicar" en los "valores democráticos".

Ha señalado que en el 69 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el balance de este año "vuelve a ser poco esperanzador".

Denontzat ha indicado que la Unión Europea y sus Estados miembros "deben reconocer que existe una innegable relación entre el sufrimiento y las muertes de las personas refugiadas y migrantes, y sus políticas migratorias y de asilo".

En relación con la sanidad, ha apuntado que en Navarra "hay unas dos mil personas migrantes en situación irregular" y, aunque "una ley aprobado por el Parlamento de Navarra mantiene el derecho de este colectivo", el Gobierno del Estado "la ha recurrido".

Respecto al derecho al voto, ha señalado que en Navarra 45.000 personas mayores de 18 años están "excluidas", salvo los casos de los Estados "donde hay acuerdos de reciprocidad (exclusivamente municipal)".

Por ello, aboga por el "derecho integral de una ciudadanía, donde se recojan los derechos, en el lugar donde se reside" y que "se equipare el derecho de ciudadanía con el de residencia".

Sobre la renta básica, la plataforma ha denunciado que se le niega a la población extranjera y nativa, que sean menores de 25 años y mayores de 18, con alguna excepción, y "se exige dos años de empadronamiento a las personas en situación administrativa irregular".

Ha indicado que de los 31 delitos de odio que trascendieron en Navarra este año "la mayoría estuvieron motivados por el racismo o xenofobia, seguidos de la orientación sexual y la ideología".