El sindicato exige “reflexión” a la coalición

Cruce de reproches entre LAB e I-E a cuenta de la lista única en Educación

El sindicato exige “reflexión” a la coalición para no apoyar la proposición de ley contra este sistema I-E pide el doble examen PSN y UPN reiteran sus críticas

Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona- El sindicato LAB realizó ayer una concentración frente a la sede de Izquierda Unida en Pamplona para criticar la posición de la coalición Izquierda-Ezkerra, de la que forma parte IUN, contra la lista única de Educación. El sindicato abertzale pidió “reflexión” a la coalición para que no salga adelante la proposición de ley presentada por el PSN, y que defiende que se mantenga un sistema de listas y tribunales separados. I-E, por su parte, replicó ayer que su postura es la de apoyar el método que se utilizó en la OPE de maestros de 2016: realizar los exámenes de castellano y euskera en días distintos para que aspirantes puedan presentarse a ambos.

Volvió, así, el cruce de reproches en torno a la lista única. LAB, a través de una nota, pidió a I-E que cambie de postura, ya que considera que la actual es de “una gran gravedad”. Si se cumplen las previsiones, la proposición del PSN podría debatirse el 21 de diciembre en el Parlamento y, de salir adelante, el departamento foral de Educación ya ha asegurado que tendría que cumplirla.

“La alternativa que plantea I-E a la lista única es que se mantenga la separación de listas, por lo tanto la segregación, y que sea necesario hacer un examen para entrar en cada una de ellas, lo que va en contra, entre otras, de la postura de sus socios en el Gobierno del cambio y de la expresada por la mayoría sindical en la Administración”, planteó LAB, en referencia al apoyo de STEILAS, ELA y el propio sindicato LAB a la lista única. Nora Salvotx, integrante de LAB, consideró que la postura de I-E es “inexplicable”.

I-E, con el sistema de 2016 El parlamentario de I-E José Miguel Nuin respondió ayer que la apuesta de su grupo es por realizar dos exámenes en dos días diferentes, como en 2016: “Garantiza la acreditación de la capacitación lingüística, la selección de los mejores por el sistema público educativo y da una doble oportunidad a los opositores bilingües”.

De esta forma, Nuin consideró una manipulación que se afirme que I-E quiere volver al sistema de listas segregadas, que funcionaba antes de 2016, y recordó que este sistema se aplicó por primera vez el año pasado “con el Gobierno del cambio”.

UPN, por su parte, reiteró a través de un comunicado sus críticas a la lista única y al Gobierno foral, por considerarla una medida “sectaria” e irresponsable. “Educación debe estar para solventar problemas, no para generarlos”, apuntó el regionalista Alberto Catalán.

En cuanto al PSN, defensor de la propuesta crítica con la lista única, afirmó que el Gobierno foral sigue adelante y se “empecina” en la lista única “solo por razones políticas del nacionalismo vasco”. Además, apuntó que no se ofrecen argumentos jurídicos para sostener el sistema, por lo que exigió aclaraciones del Ejecutivo.

Geroa Bai y EH Bildu anunciaron anteayer que habían solicitado un informe a los servicios jurídicos del Parlamento sobre la propuesta socialista, al dudar de cuestiones como la posibilidad de poder aplicarse a convocatorias ya realizadas. - Agencias/D.N.