Lokiz, fuente del Ega

un audiovisual repasa la relación del acuífero con el río e insta a avanzar hacia un modelo de uso sostenible del agua

Un reportaje de Maite González - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

La asociación Salvemos el Ega ha impulsado la realización del audiovisual Lokiz, fuente del Ega, en el que se analiza y explica el funcionamiento del acuífero y su relación con el río. Desde el colectivo trata de dar a conocer la situación. “Se trata de insistir y de que las personas sepan que los recursos no son infinitos y que las extracciones influyen en el río Ega”, resume Felipe Ajona, desde el colectivo Salvemos el Ega.

La firma Labrit Multimedia ha sido la encargada de producir este vídeo, que se presentó la semana pasada en Ancín y que se va a distribuir a través de redes sociales, Internet, Youtube, etcétera.

El vídeo, que se ha editado en euskera y en castellano e incluye subtítulos, repasa en unos ocho minutos variados datos, con la participación de expertos en distintos ámbitos.

El trabajo cuenta con tres bloques y se inicia con la intervención de Ane Zabaleta y de Iñaki Antigüedad, investigadora de hidrología y catedrático del mismo campo respectivamente, ambos de la Universidad del País Vasco. Sobre la relación entre el acuífero y el río Ega, Ane Zabaleta indica en este audiovisual que “no podemos ver estos elementos de forma aislada. Por su parte, el catedrático de hidrogeología de la UPV asegura que “la sostenibilidad siempre implica aceptar límites”.

Así, según explica Gaizka Aranguren, de Labrit Multimedia, en esta primera parte del audiovisual se dan explicaciones hidrogeológicas y se citan las consecuencias de la extracción de agua. De esta forma, se explica cómo funciona el binomio acuífero de Lokiz-río Ega, para que se entienda en qué medida dependen uno del otro. Se intenta demostrar cómo el acuífero de Lokiz alimenta al río Ega a partir de Ancín-Murieta. A través de infografías y de la explicación de los expertos, se muestra cómo se interalimentan, se enseña cómo vive del río el acuífero hasta Ancín o cómo vive del acuífero el río a partir de ahí.

Por su parte, el segundo bloque resume los valores ambientales del río Ega entre Ancín y Estella, de manera que el vídeo continúa con la participación de la bióloga Julia Ibarra, que con planos captados dentro del mismo cauce señala que “es necesario un caudal natural suficiente”. Así, se señala la necesidad de garantizar los caudales ecológicos para mantenerlo vivo.

Este segundo bloque del vídeo es una explicación sobre cuál es la realidad biológica de la cuenca del Ega y las variaciones más sustanciales que se han producido a lo largo de los últimos 30 años. “Lo que más está condicionando la viabilidad biológica de un montón de especies de fauna y de flora es la cantidad de agua del río”, se explica. Así, se habla del cangrejo autóctono, del aumento de la población de nutria y otros mamíferos, y sobre todo de que se ha producido una reducción muy importante de la fauna piscícola, que se achaca a la falta de agua y el aumento de la temperatura de ésta.

comprensión Este vídeo Lokiz, fuente del Ega se completa en su tercera parte con la participación de una integrante de Salvemos El Ega, Marisol Martínez, que explica el funcionamiento de este colectivo en la defensa del Medio Ambiente. Así, la asociación defiende en el vídeo “el uso sostenible del agua, la gestión racional de la demanda y el uso adecuado en función de las diferentes calidades del agua”.

Salvemos el Ega se dirige en el audiovisual a las localidades del sur de la Merindad que solicitan agua de Lokiz pidiéndoles su comprensión. “Es necesario que nos apoyéis para que el río Ega siga estando vivo”, explican desde la plataforma. Además, añaden en este sentido que “queremos promover el uso sostenible del agua, que el proyecto de abastecimiento sea más respetuoso con nuestro río Ega”.

Asimismo, Salvemos el Ega insiste en que no se niega a que el agua de boca de calidad llegue a las localidades, pero que hay que tener en cuenta otros usos. “El agua de los pozos de la Ribera del Ebro se puede utilizar para otros usos”, explican. “Se les pide que reflexionen sobre lo que supone aumentar las extracciones y que pueden seguir utilizando el agua de los pozos tradicionales del Ebro para usos que no son el agua de boca, como uso industrial, de limpieza o de riego, por ejemplo”, señalan.

dentro del río El rodaje de este documental se ha realizado en el propio río, tanto en Valdega como en el sur de la Merindad, en San Adrián.

Tal y como explica Gaizka Aranguren, el audiovisual se realiza a pie de cauce. “Hemos intentado meter a los participantes lo más dentro de la cuenca del Ega posible, hasta el punto de que metimos a la bióloga sentada en el río con el agua hasta la cintura. Nos encanta poder meter la cámara dentro de los ríos, poder ver sus entrañas, porque siempre los vemos por encima. Dentro es donde se ven muchas cosas”, explican Gaizka Aranguren desde Labrit Multimedia.

Así, a petición de Salvemos el Ega, el audiovisual trata de ser muy directo y pedagógico en las explicaciones. “Todo lo hemos condicionado a transmitir lo mejor posible el mensaje, que seamos conscientes de que si tocamos el acuífero eso tiene unas consecuencias en el río”, resume Aranguren en este sentido.

detalles

Educación ambiental. El audiovisual sobre el acuífero de Lokiz y el río Ega se ha realizado a través de la convocatoria de ayudas a la educación ambiental del departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra. Al acto de presentación en Ancín asistió el director general de Administración Local, Xabi Lasa. El acto incluyó la proyección del vídeo y, después, una charla con Fito Jiménez, técnico de URA-Fundación Nueva Cultura del Agua.

Sensibilización. La finalidad de esta convocatoria de ayudas era que la ciudadanía “adquiera una mayor sensibilización y conocimiento sobre el medio ambiente.” Junto a este trabajo de Salvemos el Ega obtuvieron también ayudas otros once proyectos.