y desobediencia a la autoridad

El juzgado acuerda continuar la causa contra Juana Rivas por sustracción de menores

EFE - Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 21:45h.

Granada. Un juzgado ha acordado continuar por el procedimiento abreviado la causa contra Juana Rivas por los delitos de desobediencia a la autoridad y sustracción de menores que supuestamente cometió al aprovechar un viaje a España para no regresar con sus dos hijos a Italia, donde residían junto al padre.

En un auto del Juzgado de Instrucción 2 de Granada con fecha de hoy, al que ha tenido acceso Efe, la juez considera que hay "motivos suficientes" para atribuir, de forma indiciaria, la perpetración de esos delitos a la investigada.

La juez ordena que se dé traslado a la Fiscalía y a las acusaciones personadas para que en el plazo de diez días formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o bien el sobreseimiento de la causa.

Contra esta resolución cabe recurso de reforma en el plazo de tres días y, subsidiariamente o por separado, recurso de apelación.

Según el relato de los hechos, fue el 18 de mayo del 2016 cuando Rivas, junto a sus dos hijos, que hoy tienen 3 y 11 años, abandonó el domicilio familiar en Carloforte (Italia) con la excusa de pasar unos días en España para visitar a sus familiares, a lo que accedió el padre de los niños, el italiano Francesco Arcuri.

No obstante, el 2 de agosto del 2016 Rivas informó a su pareja y padre de los niños que no tenía intención de regresar de nuevo a Italia y que los menores se quedaban con ella en territorio español.

Arcuri emprendió entonces acciones legales ante la Justicia de Italia, que resolvió que la custodia de los menores, al ser ambos de nacionalidad italiana, le correspondía a él.

Dado que Rivas no entregaba a sus hijos, el padre de los niños la denunció ante este Juzgado de Granada por un delito de desobediencia a la autoridad y dos de sustracción de menores.

Tras no presentarse el pasado 26 de julio al punto de encuentro donde debía entregar a los niños a su padre en cumplimiento de distintas resoluciones judiciales dictadas por la vía civil y de las que Rivas tenía "pleno conocimiento", el Juzgado la citó el pasado 8 de agosto en calidad de investigada por los referidos delitos, cita a la que tampoco acudió.

Juana quedó finalmente detenida el pasado 22 de agosto y tras prestar declaración ese día en el Juzgado de guardia quedó en libertad.

Según el auto, en aquella declaración judicial "en ningún momento expuso dónde tenía escondidos a lo menores". El Juzgado instó de nuevo a Rivas a que entregara a los niños el 28 de agosto, orden que finalmente acató.

Desde entonces, los niños viven en la pequeña isla de Carloforte, al sur de Cerdeña, con su padre, que fue condenado en el 2009 por lesiones en el ámbito familiar y al que ella volvió a denunciar por supuestos maltratos.

La juez entiende que Juana retuvo presuntamente a sus hijos "claramente ayudada por terceras personas que no han podido ser identificadas".