Fomento cifra en 80,9 millones los 5 km de TAV entre Villafranca y Peralta

El Estado autoriza licitar las obras de la plataforma de este tramo, cuyo plazo de ejecución es de 32 meses

Sábado, 23 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

PAMPLONA- El Gobierno de España sigue adelante con su propósito de completar el tramo Castejón-Pamplona del tren de alta velocidad (TAV), que en el año 2010 se comprometió a finalizar en 2016, pero que paralizó en 2013.

Con el fin de retomar un proyecto que lleva empantanado cuatro años, el Consejo de Ministros autorizó ayer al Ministerio de Fomento la licitación, a través de la empresa pública Adif Alta Velocidad, de las obras de construcción de los 5 kilómetros del tramo Villafranca-Peralta de la línea de alta velocidad (LAV) Zaragoza-Pamplona, dentro del corredor Cantábrico-Mediterráneo.

La licitación de este contrato, por importe de 80,96 millones de euros IVA incluido y un plazo de ejecución de 32 meses, también ha sido autorizada esta misma semana por el Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad. El Gobierno estima, por lo tanto, que las obras estén concluidas a finales de 2020. Se trata solo de la plataforma por la que circula el tren. Queda pendiente de presupuestar y ejecutar la superestructura de la vía.

dos tramos en un mes Esta actuación se suma a la aprobada el pasado 29 de noviembre para la construcción del tramo Peralta-Olite (10,3 km y 43 millones de presupuesto) del mismo corredor, y “representa un nuevo avance en el cumplimiento de los compromisos adquiridos” por Fomento”, señaló este Ministerio en un comunicado.

Fomento desoye las continuas ofertas de colaboración del Gobierno foral y añade que asume “de forma integral la gestión y desarrollo de la futura red de alta velocidad en Navarra, con el objetivo de no dilatar los plazos y agilizar al máximo los procesos necesarios para su materialización”.

“Se trata de una obra de interés general, imprescindible para los navarros y para el desarrollo del corredor Cantábrico-Mediterráneo, que mejorará la competitividad y conectividad no sólo de Navarra, sino de todas las comunidades autónomas que conforman este eje ferroviario estratégico para el transporte de viajeros y mercancías”, añade Fomento.

El tramo discurre por los municipios de Villafranca, Marcilla y Peralta en sus 5 km de longitud. El proyecto está diseñado para plataforma de vía doble de ancho estándar y velocidades de hasta 330 km/h para trenes de viajeros y de 100 km/h para mercancías. Contempla la ejecución de dos viaductos, dos pasos superiores, obras de drenaje, reposición de viales y servidumbres, afecciones a servicios públicos, instalaciones ferroviarias de plataforma, obras complementarias y diseño de las medidas correctoras del impacto ambiental, entre otras.

Entre las infraestructuras singulares del tramo destacan los viaductos de Marcilla, de casi 855 m de longitud para el cruce sobre la línea ferroviaria Zaragoza-Alsasua y las carreteras forales NA-128 y NA-660;y el del río Aragón, de 546 m para el cruce del río del mismo nombre. También incluye la ejecución de una pérgola sobre la autopista AP-15 de 153,4 metros de longitud.

Fomento mantiene el compromiso público de que el corredor navarro TAV esté terminado en 2023, pese a que todavía no está definida la conexión con la CAV ni la estación de Pamplona. - J.E.