Un nuevo ingreso hospitalario de Campanario amarga las Navidades a Jesulín de Ubrique

Los rumores de crisis matrimonial provocan una crisis de ansiedad a la odontóloga

Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

pamplona - Navidades muy duras para la familia Janeiro Campanario. María José Campanario (38 años) volvió a ser ingresada ayer al mediodía en un hospital de Sevilla. Es la segunda vez en menos de una semana que precisa de hospitalización. La mujer de Jesulín de Ubrique (43) sigue sufriendo unos dolores muy fuertes producidos por la fibromialgia que padece que no le permiten hacer una vida normal. Eso unido a a una fuerte crisis nerviosa ha sido la causa por la que ha tenido que acudir a un centro médico. “Está mal. Sigue teniendo dolores muy fuertes”, aseguraron en el programa de Tele Cinco Sálvame.

La esposa del torero se encontraba ingresada en la tercera planta del Hospital Vithas Nisa Sevilla en Castillejo de la Cuesta. Junto a ella estaban su marido y su madre Remedios Torres. “Le duele su enfermedad y le agobian esos dolores, se pone nerviosa y no lo puede controlar”, relató el reportero José Antonio León, quien añadió que María José se encuentra “en un estado de nerviosismo que no puede controlar del todo” y que agrava los dolores de su enfermedad.

Las de este año están siendo unas navidades muy duras para la familia Janeiro Campanario. María José trata de recuperarse pero los últimos acontecimientos que han sacudido su vida han provocado un agravamiento de su estado de salud. El enfrentamiento que vivió el torero con unos reporteros del la cadena le llevó a ser atendida el día después de urgencia pero consiguió el alta a las pocas horas. Aún así, su estado no ha mejorado pues ha tenido que ingresar de nuevo.

Según fuentes cercanas al matrimonio, Campanario se alteró cuando su hija fue testigo del altercado que mantuvo su marido con un reportero de televisión el pasado sábado. El diestro regresaba a casa cuando se encontró con la prensa y comenzó una fuerte discusión que terminó en comisaría, con intercambio de denuncias. El reportero demandaba presuntas lesiones y el matrimonio alegaba intromisión en territorio privado.

La odontóloga continúa de baja después de que este verano ingresara en el psiquiátrico El Seranil durante un mes, su estancia más larga tras idas y venidas a centros médicos. Las últimas informaciones publicadas apuntan además a una crisis en el matrimonio, ya que para Jesús la situación estaría siendo insoportable.

Entre los colaboradores de Sálvame ha llamado mucho la atención que este nuevo ingreso se haya producido en Sevilla y no en Arcos de la Frontera donde se encontraba la familia para pasar la Navidad. León apuntó que quizá se deba a que su médico habitual está de vacaciones.

Kiko Hernández, uno de los tertulianos del programa, insinuó que quizá el cambio se debiera a las filtraciones a la prensa que se han producido en anteriores ingresos.

¿Pero a qué se debe esta tensión en la odontóloga? Según publica esta semana la revista Rumore, tras 15 daños de matrimonio, Jesulín de Ubrique y María José Campanario están al borde de la ruptura. También cuenta la publicación que existe una persona cercana a la pareja que es la causante de su estado de crispación.

La pareja planeaba renovar sus votos matrimoniales y volver a hacer una especie de reboda el próximo 27 de julio, pero los problemas de salud de la mujer del diestro han pospuesto la ceremonia, un acto que puede que finalmente nunca llegue a llevarse a cabo. - D.N.