Revuelta del Rif: el momento más crítico para Mohamed VI

Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

rabat - Las revueltas sociales de este año en la región septentrional marroquí del Rif, a las que el Estado respondió con una represión que llevó a la cárcel a cientos de activistas, supusieron la crisis política más seria desde la ascensión al trono de Mohamed VI en 1999. Estas protestas pacíficas estallaron en octubre de 2016, tras la muerte del vendedor de pescado Mohcin Fikri, aplastado dentro de un camión de basura que por orden de las autoridades había confiscado su mercancía. En principio, los manifestantes limitaban sus peticiones al procesamiento de todos los implicados en la muerte de Fikri, pero luego la cúpula de la revuelta difundió una larga lista de reivindicaciones sociales, económicas y culturales. Estos acontecimientos avivaron los sentimientos nacionalistas rifeños, tanto a nivel popular como en la elite local, entre quienes persistía el sentimiento de que la región había sido sistemáticamente marginada por el poder central durante más de medio siglo.

A finales de mayo pasado, el Ejecutivo marroquí optó por la vía policial para suprimir la revuelta, prohibiendo las concentraciones y deteniendo a líderes y activistas. A fines de noviembre, Amnistía Internacional reveló que 410 activistas rifeños estaban siendo juzgados o cumpliendo penas de hasta 20 años. El pasado 24 de octubre, el monarca castigó a varios ministros por los “retrasos” en los proyectos de desarrollo en el Rif. Aunque la calma volvió al año del inicio de la revuelta, esta ha despertado la conciencia nacionalista del Rif. - D.N.