Esporrín tilda de "inocentada"el proyecto de Presupuestos de Pamplona

EFE - Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 13:25h.

PAMPLONA. La portavoz del Grupo Municipal Socialista en Pamplona, Maite Esporrín, ha asegurado que el proyecto de presupuestos de la capital navarra es "una inocentada" y "una broma de mal gusto", por "su falta de ambición", por carecer de "rumbo" y estar "centrados sólo en mantener el poder".

Esporrín ha censurado en conferencia de prensa el "retraso" en la presentación del proyecto y la previsión del pleno una vez comenzado el año, lo que supone que el presupuesto "como pronto se podrá poner en marcha el 22 de febrero".

Además de criticar "la pésima gestión del equipo de gobierno" y el posible incumplimiento de la Regla de Gasto, la portavoz socialista ha subrayado que este proyecto de presupuestos "no da respuesta a los problemas de los barrios más vulnerables", como Echavacoiz, Milagrosa, San Jorge o San Pedro.

Además, ha agregado, "siempre tenemos la sensación de que se están repitiendo los mismos proyectos una y otra vez" y en ese sentido se ha preguntado "cuántas veces se ha presupuestado el concurso de ideas del Monumento a los Caídos", entre otros proyectos.

"La única novedad de inversiones es la compra del edificio del Grupo Oscoz para su derribo, cuestión que consideramos muy necesaria", ha apuntado Esporrín, que ha afirmado que "lo más grave de este equipo de gobierno es que ni hace, ni deja hacer".

Además, se ha mostrado convencida de que todas las enmiendas que presente la oposición "irán directamente a la basura, como ha pasado en los años 2016 y 2017".

Para Esporrín, al alcalde Joseba Asirón "sólo le preocupan sus obsesiones lingüísticas, identitarias y nacionalistas excluyentes, dejando de lado a más de la mitad de la ciudadanía de Pamplona".

Por otro lado, en relación a la plantilla orgánica municipal para 2018, ha protestado "por las formas, las fechas y la total ausencia de información y participación con que el equipo de gobierno ha elaborado el proyecto", que ha considerado "absolutamente plano y continuista, en el sentido malo del término".

El proyecto, ha dicho, "no aporta nada nuevo, aparca y no afronta los compromisos adquiridos sobre distintas promociones internas, y únicamente hace un reajuste de denominaciones y cambios de área y funciones en algunos puestos, siempre a conveniencia del equipo de gobierno".

Se trata, ha denunciado, de un proyecto "que consolida los excesos de nuevas plazas creados en los ejercicios pasados de este gobierno" y que "incide en los dos grandes problemas que ya denunciamos en el pasado", que son "la funcionarización del personal que presta el servicio del SAD" y "la discriminación hacia la inmensa mayoría de nuestra población que no habla euskera".