La cara de tu retrato

Jorge Nagore - Sábado, 30 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 09:14h.

Micolumna de ayer llevaba un error en un dato que son sagrados, por lo que pido disculpas. Decía que Navarra iba a ingresar 58 millones del 2016 del impuesto de Hidrocarburos que se sumarán a los 215 millones recuperados de 2015 y 2016 tras la negociación del Convenio. No es así: esos 58 millones ya están incluidos en los 215 que se van a recuperar del Convenio, por lo tanto no se van a convertir en 215 más 58. Error mío, así que mis disculpas a las y los lectores. En cualquier caso, las cifras conocidas estos últimos días a raíz de la firma de las nuevas condiciones de la aportación de Navarra para el quinquenio 2015-2019 han dejado a la luz la enormidad de millones que supone y la importancia que tiene para Navarra llegar a acuerdos serios y ajustados al céntimo, puesto que estamos hablando de que la aportación significa alrededor del 15% del presupuesto anual no financiero. Si miramos, por ejemplo, los dos últimos años de UPN en el Gobierno, vemos que Convenio + Sector Eléctrico + Hidrocarburos supusieron pagos de 586 millones en 2014 y de 536 en 2015, mientras que en 2016 van a suponer 439 millones, lo mismo que en 2017. Son rebajas muy sustanciales, casi 241 millones menos en dos años, del mismo modo que lo previsto para 2018 y 2019 si no había acuerdo eran 1.400 millones y van a ser unos 970 tras descontar los más o menos 70 millones de ingreso anual por Hidrocarburos: 430 millones de diferencia. Disculpen el exceso de cifras de estos días, pero es que son números absolutamente básicos para la economía navarra y que es imposible obtener por otras vías salvo cuando la actividad económica y laboral crece en progresión casi geométrica, de ahí la importancia de una negociación seria y trabajada como la llevada a cabo. Normal que Aranburu dijera que lo que más le dolió fue la posición de algunos partidos navarros. Esto les ha retratado y mucho.