Patrizia Lorente Concejala de CUP en el ayuntamiento de Tudela

“Es un error que el tripartito no recoja aportaciones del resto de grupos, darían imagen de madurez política”

Al inicio de la legislatura parecía que la CUP iba a ser un aliado natural del tripartito, sin embargo, dos años después los acuerdos son mínimos.

Fermín Pérez-Nievas | Nieves Arigita - Martes, 2 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

tudela - Para consensuar apoyos del tripartito con la CUP uno de los mayores problemas es el trato al euskera. ¿Cómo consideran que lo está haciendo en este aspecto?

-Para nosotros el euskera está dentro de la identidad de Tudela y de Navarra. Es una parte esencial. Tanto que presumen de la pluralidad de culturas y que apoyan la diversidad, casi se rechaza la cultura propia y el euskera es parte integrante del patrimonio de Navarra. No la queremos imponer a nadie pero queremos que se ponga en valor y en ese sentido iban las enmiendas de los presupuestos. Hacer alguna actividad, traer a personas que hablen de su relevancia y que se reconozca en la Ribera pero no pudo ser. Otras propuestas no aceptaron porque lo quitamos de una partida para la Fundación San Francisco Javier. No era nuestra intención perjudicar y reducir el apoyo al Centro Lasa, fue un error y nos confundimos de partida. No estamos en su contra, todo lo contrario hay gente de CUP que colabora con esa Fundación.

En el pleno dijo que PSN se había desligado aunque el resto del tripartito sí lo hubiera apoyado. ¿Echa en falta más determinación de Tudela Puede y de I-E?

-Hablamos con ambos, con I-E y Tudela Puede, y no tenían inconveniente en poder apoyar nuestras enmiendas que eran muy asumibles. Pero el PSN se negó en rotundo, casi por principios, dijeron que no podían, aunque a nivel económico son actividades subvencionables. Es antinatural que se vaya contra la cultura propia. CUP está por la mejora social, el medio ambiente y no solo el tema identitario que nos achacan. Es una parte más de nuestro programa.

¿A qué cree que se debe esa cerrazón de PSN con el euskera?

-En el tripartito hay mucha discrepancia con el PSN, también en aspectos de Navarra, en el TAV, el Canal, el euskera... Son temas importantes con los que aquí chocan.

PPN dijo que no están en contra del euskera y que “en Tudela se puede hablar, igual que en Calahorra o en Jaca”.

-Es un absurdo. Como pensar que las sevillanas son solo de Sevilla y no se pueden bailar en Córdoba. Es un tesoro cultural y por eso lo defendemos. La Ribera no puede ser independiente, sin identidad ni personalidad como quieren.

¿Qué balance hace la CUP de la gestión del tripartito?

-A nivel político veo mucha crispación de la oposición. UPN y PPN tienen mucha crispación, en el sentido de una oposición demasiado burda y haciendo malas interpretaciones, descalificaciones, con datos manipulados. No creo que sea una forma favorable para que avance Tudela. Al tripartito le veo sin capacidad para llegar a consensos que favorecerían avanzar y seguir con el cambio. La sensación de la gente es que el cambio se da demasiado despacio. Se anuncian cosas que se tardan en hacer, aunque también entiendo que cambiar el rumbo después de lo que dejaron es muy complicado. Estamos por apoyar y participar pero lo que hace falta es que cuenten con nosotros. Lo más inteligente es contar con todas las sensibilidades para mejorar Tudela.

¿Falta diálogo con su grupo?

-Me parece que se quiere tener el protagonismo y que sean ellos los que den imagen de avanzar. Pero es un error. Si recogieran aportaciones del resto darían imagen de madurez política y de capacidad.

¿Cuáles son sus apuestas de cara a lo que queda?

-A nivel de Tudela hay que dar un empujón al Casco Antiguo, se hacen cosas y lo sabemos pero se tendría que ser más consistente. También la limpieza viaria está en boca de todos y hay que reforzarla con una campaña y que la población colabore, no se puede tener tan poco civismo como el que hay en Tudela. A nivel ciudadano hay que trabajar con los ruidos y los perros. Las instalaciones deportivas están en precario y hay que acometer el traslado de las dos subestaciones eléctricas y ampliar biblioteca y archivo. En cuanto a la comarca está las deficiencias en el reciclado, traer agua de calidad (que se podía haber traído de El ferial pero se apostó por la potabilizadora que costó 3.000 millones de pesetas, la calidad del aire), mejorar la falta de especialistas en el Reina Sofía, el transporte al hospital, el transporte comarcal, mejorar el tren tradicional y nos gustaría que no se aceptase el dinero del Polígono de Tiro, está contaminado.

¿Debería renunciar el Ayuntamiento a ese dinero?

-O renunciar o reservarlo para, cuando se vayan, usarlo en revertir la zona.

¿Es creíble el presupuesto?

-Para nosotros no. Es un absurdo plantear un presupuesto con una inejecución de un 13,5%. Ha de ser más realista y ajustarse a lo que se puede.

¿Qué relación querrían con el tripartito?

-Apostamos por la investidura, por el cambio y esperábamos una relación de colaboración para mejorar Tudela. Hay un poco de decepción. No les vamos a quitar protagonismo pero si cuentan con nosotros podemos aportar.

¿Qué balance hace la CUP de estos dos años?

-Hay una buena aceptación. Hemos trabajado mucho y metido muchas horas. Hemos aportado todo lo que hemos podido y trabajado bastante duro en temas concretos de importancia para Tudela como con las basuras que conseguimos paralizar, al menos de momento. Estamos intentando agruparnos las izquierdas para trabajar juntos como en la mancomunidad, donde hay bastante opacidad.

¿Se prevé repetir candidatura?

-Ha de haber un proceso y visto nuestro trabajo es posible que quieran entrar otros. Tenemos previsto desde ahora contactar con otros grupos para poder ampliar y lograr un segundo concejal.