EPPK aplaude la interlocución de los agentes de Iparralde con París

En su último comunicado no hace mención a si los presos de ETA han dado ya pasos para avanzar en la reinserción

Miércoles, 3 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona - El EPPK, el colectivo oficial de presos de ETA, bendice la iniciativa de los agentes sociales e institucionales de Iparralde que impulsaron el pasado día 9 de diciembre en París la manifestación en favor de los derechos de los reclusos de la banda encarcelados en prisiones de Francia. El colectivo de presos aplaude esta y otras iniciativas que este grupo está promoviendo para forzar al Ministerio de Justicia francés a mover ficha y mejorar las condiciones de los presos e incluso a acercarlos a la cárcel de Mont de Marsan, en las Landas.

En un comunicado publicado por el diario Gara, el EPPK ensalza las iniciativas que se están llevando a cabo ante París por electos y la sociedad de Iparralde. Concretamente, “saluda el gigantesco esfuerzo” de este grupo en el que también se incluyen los denominados Artesanos de la Paz, y alude a la “madurez ejemplar de electos de ideologías diferentes, pero capaces de trabajar juntos”.

Estos agentes y electos, entre los que también se cuenta el presidente de la Mancomunidad única de Iparralde y alcalde de Baiona, Jean René Etchegaray, mantuvieron el pasado miércoles una reunión en París con una delegación del Ministerio de Justicia francés. Poco ha trascendido del contenido del encuentro pero lo suficiente como para afirmar que el Gobierno de Emmanuel Macron no ha tomado ninguna nueva decisión respecto a los alrededor de 60 presos de ETA que purgan en cárceles francesas. Así lo han manifestado los propios agentes de Iparralde que han reprobado el inmovilismo de París. Alrededor de 25 de ellos mantienen el estatus penitenciario de DGS, el que se aplica a los presos considerados más peligrosos, y que establece unas condiciones de vida penitenciaria más rígidas.

El comunicado del EPPK confirma la interlocución abierta con la delegación vasca de Iparralde, evidenciada en la reunión de Marixol Iparragirre Anboto y Mikel Antza Albisu con Max Brisson, Vincent Bru y José Bové en la cárcel de Réau en vísperas de la manifestación de París del 9D. En ese sentido, el colectivo de presos aprovecha para reproducir los cinco puntos hechos públicos ya entonces, entre los que destaca su disposición a “dar los pasos necesarios” para contribuir a “curar las heridas” de todas las víctimas del conflicto.

El colectivo de presos recuerda a su exdirigente recientemente fallecida Belén González Peñalba y también la situación del preso enfermo de gravedad Ibon Iparragirre. Sin embargo, no dice nada de si los cerca de 300 presos de la banda han empezado a dar los pasos necesarios para avanzar en la reinserción, tal y como anunciaron antes del verano. En concreto, se comprometieron a poner fin al veto a aceptar las vías penitenciarias legales y de manera individual. Es decir, a poner fin al veto que durante décadas ha impuesto a los presos para que pudieran progresar su grado penitenciario, acogerse a beneficios penitenciarios y mejorar su situación penal en pos de la reinserción social. - Humberto Unzueta