Emisión imposible

Y lo celebra con un desnudo

Por Javier Arizaleta - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h.

Este año el código secreto dicho a voces para la Gala de los Globos de Oro fue el de ir vestida de negro. Fue la manera visual y muy efectiva de decirle al mundo que las y los protagonistas de Hollywood quisieron protestar contra los persistentes abusos sexuales y con este color contrastaron casi todos los invitados mientras pasearon por la alfombra roja del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles. Y fue Oprah Winfrey quien se erigió en esta ocasión en adivina y se dirigió hacia los hombres poderosos y brutales que durante años dirigieron el mundo para decirles: “Vuestro momento ha llegado al final. Se os acabó el tiempo”. Un vaticinio que hoy coincide con el fin de revistas como Tiempo y, sobre todo, Interviú. Una revista esta última cuya obsesión por el cuerpo femenino y desnudo, además de ocupar entera la portada, fue su más potente decisión editorial y sobre la que giraron el resto de las decisiones periodísticas. Hoy en plena tormenta con la eclosión de los comunicadores de redes sociales esta rareza de mezclar reportajes atrevidos con la repetición de los desnudos parece que había perdido su público. Algunos pensarán que es una víctima más de la oferta que los lectores y mirones encuentran en otros medios on line. Otros pensamos, como Oprah Winfrey, que simplemente su momento había pasado. Y digo esto justo el mismo día que la colaboradora de Telecinco, Tamara Gorro -que ahora además es una youtuber famosa-, ha colgado una foto suya desnuda en su cuenta de Instagram para celebrar que ya tiene un millón de seguidores y ha sido el acontecimiento más llamativo de toda su carrera a juzgar por la repercusión que ha tenido en casi todos los medios de comunicación. Entonces va a ser que el tema de los desnudos de Interviú no estaba tan mal pensado y que nadie los descarta si llega el caso.