Trabajadores de la Misericordia se concentran contra la agresión sexual que sufrió una compañera en Reyes

EFE - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 12:03h.

PAMPLONA. Trabajadores de la Casa de Misericordia, residentes y familiares de estos se han concentrado esta mañana para mostrar su condena por la agresión sexual que sufrió una compañera el día de Reyes cuando acudía al trabajo.

La concentración había sido convocada por el comité de empresa para las 09:00 de la mañana y se ha prolongado durante una hora a las puertas de la Misericordia tras sendas pancartas en las que se leía en euskera y castellano "No a las agresiones sexistas".

Esta misma mañana el Tribunal Superior de Justicia de Navarra informaba del ingreso en prisión sin fianza de un detenido por sendas agresiones sexuales ocurridas muy cerca una de otra y con escasos minutos de diferencia en la mañana de Reyes en Pamplona.

La primara de las víctimas consiguió zafarse de su agresor, pero a la segunda le realizó diversos tocamientos, le besó y empleó la violencia contra ella cuando la mujer quiso resistirse.

Según los datos facilitados por la Policía Nacional, el detenido es un joven extranjero de 25 años que abordó a ambas mujeres en el barrio de Iturrama.

Avisado el 091, una de las patrullas movilizadas se encargó de atender y tomar declaración a la segunda víctima, que se encontraba en el lugar acompañada por un empleo del servicio municipal limpieza, mientras que otra persiguió a pie al sospechoso cuando intentaba huir.

La mujer contó que cuando iba por la calle Abejeras, de modo fortuito y con mucha fuerza, el hombre la había empotrado de forma violenta contra los contenedores y había comenzado a realizarle tocamientos por todo su cuerpo.

En un momento de la agresión la víctima consigue zafarse de su agresor y chillando alertar a un empleado de limpieza.

Una vez interceptado, fue detenido como presunto autor de una agresión sexual y trasladado a dependencias de Policía Nacional, donde fue reconocido por otra mujer a la que también había intentado agredir poco antes en el interior de la entrada a los jardines de la Misericordia y había acudido a presentar denuncia.

La mujer explicó que se dirigía a su trabajo cuando fue abordada por un hombre por detrás, que la agarró con un fuerte abrazo intentando desplazarla del camino hacia otro lugar, por lo que empezó a gritar y eso alertó a varios compañeros de trabajo que se encontraban en las instalaciones.

Al verse sorprendido el ahora arrestado huyó de la zona en dirección a la calle Abejeras, mientras una patrulla de la Policía Municipal asistió a la víctima y la trasladó a dependencias de Policía Nacional.