Silbidos

Un cambio trascendente

Por Manuel Osorio - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h.

el pasado sábado en el partido Valencia-Girona se produjo la siguiente jugada que merece algún comentario técnico:

Un delantero del equipo local corre por el exterior del campo muy próximo a la línea de meta y a unos siete metros de la portería contraria, el balón que controla se encuentra sobre la citada línea de meta cuando un adversario le zancadillea fuera del terreno de juego. El árbitro sanciona penalti y su ejecución supone el gol definitivo del partido que hasta ese momento estaba con empate a uno.

El primer comentario a realizar es que esta solución es relativamente novedosa porque hace un par de temporadas no se habría señalado ese penalti y el juego se habría reanudado con un balón a tierra sobre la línea de meta en el lugar donde se encontraba el balón en el momento de la zancadilla.

Hasta las modificaciones reglamentarias que entraron en vigor en junio de 2016 era un fundamento de las Reglas y de su espíritu que no podía sancionarse como falta ninguna infracción que tuviera lugar fuera del terreno de juego, esto era incontrovertible.

En una de las muchas modificaciones que sufrió la regla 12 en la mencionada fecha podemos leer:

  “Si el balón estuviera en juego y un jugador cometiera una infracción contra un miembro del equipo arbitral o un componente del equipo adversario como un jugador, sustituto, jugador sustituido o expulsado, o un miembro del cuerpo técnico fuera del terreno de juego o un sustituto, jugador sustituido o expulsado, o un miembro del cuerpo técnico cometiera una infracción contra, o interfiriera en, un jugador adversario o un miembro del equipo arbitral fuera del terreno de juego, se reanudará el juego con un tiro libre en la línea de demarcación más cercana a donde se produjera la infracción/interferencia;se concederá un penalti si se tratara de una infracción de tiro libre.”

De la lectura del párrafo anterior, puede que un tanto enrevesado, deducimos que la única premisa imprescindible es que el balón debe estar dentro del terreno porque si no el juego estaría detenido, esta condición la cumple encontrándose sobre la línea.

A partir de ahí si se produce una infracción de las que se sancionan con tiro libre directo, como la zancadilla, en esa zona exterior al terreno será sancionada con penalti.

Cambio decisivo, al menos en este partido.

Comité Navarro de Árbitros de Fútbol.