Agradecimiento a DYA Navarra

Gloria María Barbajero Ugarte Familia Barbajero Ugarte - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h.

Nuestra madre, Alicia, a sus 88 años sigue teniendo una mente lúcida pero, desgraciadamente, su cuerpo se está paralizando irremediablemente. Hace unos meses recurrimos a DYA Navarra porque nos habían informado de la labor humana, sacrificada y voluntaria de su personal. Desde entonces vienen semanalmente a casa, la bajan en su trineo salvando las escaleras y la depositan en su silla de ruedas, lista para recorrer los alrededores. Esas dos horas de contacto con el mundo exterior suponen para ella el momento culminante de la semana y se le nota en el brillo de los ojos y la sonrisa con la que recibe y despide a los voluntarios de DYA.

Pues bien, la fiesta de Reyes 2018 se aproximaba y la comida familiar sobrepasaba en comensales las dimensiones de su comedor. Y así fue como la mañana nevada y desapacible del 6 de enero Alicia fue trasladada a casa de su nieta y pudo disfrutar de un día magnífico, arropada por sus hijos y nietos. Los voluntarios de DYA Navarra sacrificaron esas horas familiares tan entrañables y queridas para ofrecer este servicio al que siempre estaremos profundamente agradecidos.

Nosotros nos honramos en apoyar a esta institución que centuplica con su servicio altruista las ayudas que recibe y animamos a todos los navarros a participar en su quehacer diario para el bien de todos los navarros.