comisión de investigación en el parlamento

El director de Desarrollo Rural afirma que la planta de biogás de Ultzama "se gestionó mal"

"Aunque había alternativas, la planta de biometanización podía haber sido una solución, pero es entendible que se cerrase", sostiene Gil Jordán

EFE - Viernes, 12 de Enero de 2018 - Actualizado a las 10:25h.

PAMPLONA. El director General de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería del Gobierno de Navarra, Ignacio Gil Jordán, ha afirmado hoy en el Parlamento que, aunque había "alternativas", la planta de biometanización de Ultzama "podía ser una solución" pero que se ha gestionado "mal".

"¿La planta podía ser una solución? Podía ser. ¿Se ha gestionado mal? Entiendo que también", ha afirmado en la comisión de investigación sobre la planta de biometanización de Ultzama, en la que se ha sometido a las preguntas de los parlamentarios.

Gil ha respondido así a la pregunta formulada por el parlamentario de Geroa Bai Patxi Leuza, quien había cuestionado si la "urgencia o necesidad medioambiental" que había entonces en la Ultzama "justificaba" las formas que se emplearon: una supuesta doble facturación y "otras irregularidades".

"¿Había alternativas? Yo creo que sí", ha apuntado Gil, que ha recordado que uno de los informes elaborados recogía que "se podían haber gestionado los purines sin necesidad de una planta de biogás".

En este sentido, ha trasladado que "el purín como materia prima para la planta de tratamiento es energéticamente muy pobre" y que "no se puede plantear una planta que se dedique exclusivamente" a su tratamiento. Tras añadir que la tecnología empleada "a lo mejor no era la adecuada", ha subrayado que parecía haber "descontento" entre los ganaderos por el sistema empleado y las tarifas fijadas.

"Hay una falta de previsión al no contar en su plan de viabilidad con otro tipo de residuos, -ha explicado-, se utiliza tecnología un poco obsoleta o anticuada, y los ganaderos no estaban muy contentos con la organización del servicio que se estaba haciendo".

A preguntas del regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin, Gil ha manifestado que actualmente la gestión de los purines "ha avanzado bastante y no es un problema en la Ultzama".

En respuesta al socialista Guzmán Garmendia, ha apuntado que es "entendible" que la planta se cerrase, aunque al ser cuestionado sobre si se podía haber mantenido en activo, se ha limitado a referirse a los informes técnicos realizados.

"Si estaba en estado de abandono y las inversiones que había que hacer no garantizaban la rentabilidad futura de la planta, es una decisión empresarial en la que no entramos ni salimos", ha destacado.