DURANTE CUATRO SEMANAS

Pamplona acogerá desde el día 17 el rodaje de ‘Perdiendo el Este’

Un equipo de 70 personas grabará durante cuatro semanas esta comedia en la capital navarra

Ana Oliveira Lizarribar | Jerome Favre (Efe) - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h.

PAMPLONA.- Después de rodar a lo largo de esta semana en Hong Kong, el equipo de la comedia española Perdiendo el Este, dirigida por el debutante Paco Caballero, se trasladará a Pamplona, donde grabará durante cuatro semanas a partir del próximo miércoles, 17 de enero.

La capital navarra será la única localización de este proyecto de Aparte Producciones y Atresfilms que cuenta con la distribución de Warner. En la ciudad se rodarán interiores y exteriores de esta película que sigue las peripecias de Braulio (Julián López), personaje al que conocimos en Perdiendo el Norte (2015), comedia protagonizada por Blanca Suárez y Yon González y escrita y dirigida por Nacho García Velilla, que esta vez ejerce de productor y guionista. En aquella ocasión, López y González, dos jóvenes sobradamente preparados, viajaban a Alemania para buscarse la vida ante la falta de empleo en España, y allí vivían una serie de situaciones disparatadas, con romance incluido. Esta vez, Braulio viaja a China, donde le conceden una beca de investigación y donde volverá a padecer el contraste cultural. “Nuestra primera opción fue rodar en Pekín, pero la burocracia lo complicaba todo mucho, así que nos decidimos por Hong Kong, que, aun siendo China, es más abierta y ofrecía más facilidades a los rodajes”, explica el productor Antonio Sánchez, recién llegado de la ciudad asiática, donde el equipo ha grabado desde el lunes 8 hasta el viernes 12 de enero y desde donde emprendió el largo viaje de vuelta ayer mismo. Ahora, el grueso del rodaje tendrá lugar en Navarra, concretamente en Pamplona, a partir del miércoles 17 de enero. Unas 70 personas se instalarán aquí para filmar durante cuatro semanas, antes de trasladarse a Madrid, donde se grabará una semana más.

sanfermines “La parte más climática de la película ocurre en San Fermín”, cuenta Sánchez, que durante la documentación previa al guion descubrió junto a sus compañeros de producción que a los chinos “les apasionan estas fiestas”. “Y se nos ocurrió introducir ese elemento en la parte final de la película”, agrega, aunque prefiere no desvelar mucho más. Eso sí, dado que van a rodar entre enero y febrero, los días 12, 13 y 14 de julio del año pasado un equipo filmó los últimos encierros y parte del ambiente callejero de la fiesta. Un material que se introducirá a posteriori en el montaje.

La Comunidad Foral también ha sido elegida por las ventajas fiscales “y por los recursos humanos” que ofrece al sector audiovisual y que están convirtiendo este territorio en uno de los preferidos de los productores, tal y como destaca el socio de Aparte.