Un tercio del consumo de agua no se registra por fugas o por falta de control

En Navarra se consumen unos 92.000 millones de litros anuales en el abastecimiento urbano e industrial

Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h.

pamplona - La directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García, precisó que en Navarra se consumen unos 92.000 millones de litros de agua anuales en el abastecimiento urbano e industrial conectado a redes y con tomas propias. Esta cantidad de agua consumida supone el 19% de los recursos hídricos que genera, cifrado en unos 5.000 hectómetros cúbicos al año. Además, cada año se consumen unos 76.000 millones de litros en las redes de entidades locales (concejos, municipios y mancomunidades).

Del total de los litros consumidos, el 36% corresponde a consumo doméstico, el 18% a industrial, el 12% a otros consumos y, por último, un 34% corresponde a un consumo no registrado, es decir, a fugas, pérdidas, consumos no controlados o fraudulentos, a subcontaje de contadores, etc. En este sentido, García señaló que este porcentaje es muy variable. “Hay zonas que están por debajo del 20%, como la Mancomunidad de Pamplona (MCP) y Tudela y otras que están por encima del 60%”, explicó.

mayor consumo en 2030 Por otra parte, el Plan director del ciclo integral del agua está establecido en dos sexenios que cuentan con objetivos cuantificables periódicamente. Así, prevé, por ejemplo, que en el año 2024 las dotaciones domésticas no superen los 120 litros de consumo por habitante y día (actualmente son 118 litros en Navarra, mientras que la media española se sitúa en 135 litros). Esta previsión de crecimiento del consumo por habitante del 2% viene justificada por un posible incremento poblacional, aunque se considera conveniente que el consumo doméstico al final del horizonte del plan se mantenga en los niveles actuales.

De esta manera, subiría ligeramente el doméstico, pero el que sí que se incrementaría notablemente sería el industrial (44 %) conectado a red y bajaría el agua no registrada hasta situarse en un 20 %. Así, el consumo total, conectado a red e industrial mediante captaciones propias, pasa de 92.000 millones de litros a 96.000 millones en 2030. También se prevé que las redes de abastecimiento tengan una eficiencia mínima del 70% (en la actualidad existe un gran volumen de agua no registrada que se pierde en fugas), y una eficiencia media del 75%, que debería alcanzar el 80% en 2030.

Por otra parte, cabe reseñar que el plan fomenta la mínima captación de recursos, el máximo respeto a los caudales ecológicos, la preservación de los recursos en espacios naturales protegidos, y la protección de las fuentes de captación. Además, persigue la búsqueda de la máxima eficiencia energética, la mínima afección al medio y el entorno durante la realización de obras, así como el mínimo impacto de los vertidos generados. - U. Yoldi